Portada » Qué fue de Beatriz Montañez (‘El Intermedio’): reaparece tras 5 años viviendo sola en una cabaña
Variado

Qué fue de Beatriz Montañez (‘El Intermedio’): reaparece tras 5 años viviendo sola en una cabaña

Beatriz Montañez, en 'El Intermedio'
Beatriz Montañez, en 'El Intermedio'

Mireya Marron – NIUS Diario

  • La periodista y actriz que saltó a la fama con Wyoming lo dejó todo para aislarse en la montaña

  • Lo cuenta ahora en su libro, ‘Niadela’. “Estaba perdidísima. He descubierto que la felicidad es simplicidad”

  • Repasamos su trayectoria en TV y cine antes de dar este cambio radical a su vida

Beatriz Montañez era, hace quince años, una de las presentadoras estrella de la televisión española. Se hizo famosa por conducir durante cinco años -de 2006 a 2011- El Intermedio con Wyoming.

Lo dejó en pleno éxito, coqueteó con el cine detrás de las cámaras y tuvo algún otro trabajo esporádico en televisión, con menor repercusión. Y de la noche a la mañana, desapareció de los medios.

Nadie entendía qué pasó por la mente de la periodista y actriz para dejarlo todo en plena cresta de la ola, y dar este cambio tan radical a su vida. Hoy, Beatriz Montañez ha reaparecido y lo ha explicado todo en la SER, en una entrevista con motivo de su libro, Niadela.

5 años en una cabaña: “La soledad ha sido y será mi mejor amiga”

Beatriz Montañez (43 años) lleva cinco años aislada, viviendo sola en una casa en la montaña. Su hogar es una cabaña de piedra, antigua casucha labriega, que llevaba ya varias décadas abandonadaNo había electricidad, ni agua caliente, ni ningún ser humano a menos de veinticinco kilómetros a la redonda.

Asegura que ahora está “más sensible, más receptiva a todo lo que me rodea, los sonidos, la música”, dice de su aislamiento, que solo rompe cada 25 días, “cuando voy al pueblo a comprar y luego me vuelvo a encerrar”.

De sus “5 años en soledad” dice que todo es “bueno, la soledad es ha sido y será la mejor amiga que he tenido nunca”.

“Estaba perdidísima, no sabía qué camino seguir y decidí parar”

¿Por qué este cambio radical en su vida?, le pregunta Ángels Barceló, en un momento en que lo tenía todo, fama, reconocimiento, vida social…. “Pasó que estaba perdidísima, es muy difícil cuando no tienes un camino y ves decenas de bifurcaciones y no sabes cual tomar, al final te das cuenta de que hay que elegir”.

Escogió el “camino opuesto” al que se le presentaba de forma natural, seguir su carrera en televisión, “porque todas las opciones que se me presentaban me provocaban mucho ruido, mucha inestabilidad, empecé a oír un ‘tic tac’ en la cabeza, necesitaba silencio, para saber exactamente qué camino tenia que tomar, y me di cuenta de que lo más importante era parar y conocerme un poco más”.

Beatriz Montañez, en 'El Intermedio'

Infancia difícil por la muerte de su padre y un cáncer de útero

Beatriz Montañez ha contado que en su lucha interior influyó la “infancia muy difícil” que tuve, marcada por la muerte y ausencia de su padre, que falleció cuando ella tenía 4 años. “En mi casa no se hablaba de él, yo tenía visiones, intentaba recrearlo emocionalmente. Además, cuando estudiaba Comunicación en Los Ángeles, “me detectaron unas células cancerígenas en el cuello del útero, fue muy duro vivirlo cuando estás tan lejos de tu casa”.

“Me afectaba que dijeran que era una pija, soy de familia humilde”

La periodista dice que siempre se ha considerado una “persona muy guerrera, peleona, siempre me ha gustado mucho viajar, al final me di cuenta de que había perdido muchas partes de mi misma, y creo que no me pasa solo a mí, desde que nacemos somos moldeados por los padres, por la escuela y tratamos de integrarnos en algún lado”.

Llegó un momento en que “me di cuenta de que me afectaba todo lo que se decía de mí, me decían por ejemplo que era una pija por haber estudiado en EE.UU., cuando vengo de una familia humilde, tuve que tener tres trabajos para pagarme la carrera”.

Beatriz Montañez, en foto de archivo

Cinco años en soledad “y ojalá sean muchos más”

Ya lleva ya cinco años viviendo en soledad, “y ojalá sean muchos más, la casa no es mía, o sea que estaré aquí hasta que me echen”, dice de su nueva vida, que solo interrumpe “cada 5 ó 6 meses para volver a Madrid, ir al teatro, cine, ver a mis amigos, besarles, y volverme a la cabaña sabiendo que pasará mucho tiempo hasta que les vuelva a ver”.

“Soy vegana y solo gasto 150 euros al mes”

Allí vive de sus ahorros de la televisión, “y porque tengo una vida muy austera, no gasto más de 150 euros al mes”. “Decidí invertir en mi futuro y me hice vegana desde el primer año, porque no podía comerme a los animales con los que convivo“, cuenta de su nuevo estilo de vida, donde sigue una dieta a base de “legumbres, raíces y semillas”.

Encontró la casa en la que vive de casualidad, cuando fue de visita rural por la zona con unos amigos. “Vi esa casa en lo alto de una colina, rodeada por un río, que llevaba catorce años cerrada”, cuenta. “Era muy vieja, estaba destrozada, pero me pareció idílica“. Le costó adaptarse a la naturaleza. “Al principio me daban pánico los insectos, pero ahora, veo entrar una araña de toro, típica de la sierra ibérica, y la ignoro, tiene que ver con el maravilloso poder de la observación”.

“La felicidad es simplicidad, simplicidad, simplicidad”

Preguntada sobre si ha encontrado finalmente su felicidad, la ex presentadora se lo piensa, pero realmente dice que sí y remite a una de las frases de su libro, “la felicidad es simplicidad, simplicidad, simplicidad”.

En los últimos años ha estado dedicada a escribir. La historia que cuenta en su libro, Niadela, es “la de una desposesión: el abandono de sí misma para poder encontrarse con aquella que una es en realidad”, dice la editorial, Errata Naturae.

Beatriz Montañez, en un desfile de moda (2014)

Beatriz Montañez López (Almadén, Ciudad Real, Castilla-La Mancha, 3 de junio de 1977) es periodista y guionista de cine y televisión. Obtuvo la licenciatura en Medios de Comunicación de la Universidad de California, el Máster presencial en Innovación en el Periodismo de la Universidad de Stanford y el Máster online en Democracia y Medios de Comunicación en la Universidad de Harvard.

Durante cinco años copresentó el programa El Intermedio de La Sexta (lo que le valió el Premio Ondas al Mejor Programa de Actualidad). Antes había aparecido en vídeos musicales de Andrés Calamaro y El Canto del Loco.

Su etapa en El Intermedio finalizó en 2011, siendo sustituida por la periodista catalana Sandra Sabatés.

Ese año debutó como actriz de cine y protagonista de la película 88, dirigida por Jordi Mollà. Anteriormente había colaborado en la comedia 7 vidas, emitida en Telecinco, y participado en la película De chica en chica en un pequeño papel como taxista despistada. También colaboró en programas como La semana más larga en Canal Sur  e Ilustres ignorantes en Canal+.

Años después volvía a televisión como copresentadora de El Gran Debate con Jordi González, en sustitución de Sandra Barneda, y como una de las presentadoras de Hable con ellas, también en Telecinco, donde tuvo un sonado enfrentamiento con Bertín Osborne sobre Podemos.

Beatriz Montañez dejó Hable con ellas en 2014, y en 2018 reapareció como guionista y ganadora del Goya a la película documental Muchos hijos, un mono y un castillo en los premios de la academia de ese año. No se sabía nada de ella hasta que apareció de por sorpresa entre el público, como pareja entonces del director del documental, Gustavo Salmerón: