Portada » Cómo hacer café con cafetera
Variado

Cómo hacer café con cafetera

La cafetera italiana la inventó Alfredo Bialetti en 1933.
La cafetera italiana la inventó Alfredo Bialetti en 1933.

Elizabeth Persisa – NIUS Diario

  • A pesar del auge del café de cápsula, muchas personas siguen prefiriendo los resultados de la cafetera italiana

  • Este sistema lleva utilizándose desde los años 30 y ha causado sensación en todo el mundo

  • Te contamos cómo hacer el café perfecto en una cafetera moka en seis pasos

La cafetera italiana, también conocida como cafetera moka, es un utensilio icónico que se encuentra en la mayoría de los hogares. A pesar de las prisas matutinas y el auge del café de cápsula, siguen siendo muchas las personas que prefieren tomarse su café con calma, aroma y disfrute.

Alfonso Bialetti inventó el sistema en 1933 y lo bautizó con el nombre de “Moka Express”. En ese momento, las cafeteras espresso para uso profesional se estaban comenzando a perfeccionar, por lo que Bialetti quiso idear una manera de traer la experiencia del café recién hecho también en casa. Sin lugar a dudas consiguió su objetivo y al cabo de poco todos los hogares italianos contaban con una Moka Express y después, la gran mayoría de países europeos y latinoamericanos.

Si eres de los que sigue fascinado por la cafetera de Bialetti, te contamos cómo conseguir el café perfecto en seis pasos.

1. Elige tu café

El tipo y calidad del café elegido determinará el resultado final de la bebida. Si eres un poco sibarita, lo mejor será que muelas los granos de café al momento con un molinillo. Si no, puedes comprar café ya molido de calidad: de tueste natural, blend o 100% arábica.

2. Llena el depósito

La cafetera italiana se compone de tres piezas: la parte inferior o depósito de agua, el filtro o cacillo para el café y la parte superior en forma de jarra.

Para este segundo paso deberás tomar la parte inferior y rellenar el depósito con agua hasta la mitad. Utiliza agua mineral de calidad y si tienes tiempo, caliéntala previamente para evitar que se queme el café.

3. Llena el filtro de café

Coloca el cacillo para el café encima del depósito y rellénalo con la variedad de tu elección. Hazlo hasta el borde y sin apelmazar. Retira el café sobrante pasando un cuchillo o una cuchara a ras.

4. Enrosca la cafetera

Enrosca la jarra superior a la parte inferior y no lo hagas con demasiada fuerza.

5. Llévala al fuego

Pon la cafetera en el fuego pequeño a una temperatura media-baja y déjala con la tapa abierta. En el momento que empiece a subir el café, baja el fuego uno o dos puntos y cierra la tapa. El fuego se baja para que el agua esté más tiempo en contacto con el café y, por lo tanto, gane en intensidad. Asimismo, bajar la tapa hará que se consiga un café más aromático.

Cuando empiece a salir vapor de la cafetera apaga el fuego y espera unos instantes para que termine de subir todo el café. Esto evitará que hierva.

6. Sirve inmediatamente

El café de cafetera debe tomarse recién hecho. Esto no significa que no pueda recalentarse, pero si lo bebes al momento estarás saboreando un café de altísima calidad.