Unos 70 menas se manifiestan en Barcelona exigiendo una mejor atención y más medios para su propio beneficio

Unos 70 menas se manifiestan en Barcelona exigiendo una mejor atención y más medios para su propio beneficio

Unos 70 menas del centro Kirikú de Sant Just Desvern, en Barcelona, se han manifestado para pedir mejoras en el centro de acogida en el que residen y que es pagado con dinero de todos los españoles.

Los menas, a pesar de que viven del dinero público, se quejan del trato que reciben y exigen una mejor atención y medidas que les beneficien directamente.

Con carteles en los que reclamaban un cambio «para nuestra vida», los menores inmigrantes no acompañados se manifestaron exigiendo una mayor atención.

 

Además los menas se quejan de que «la dirección del centro les obliga a ir a la fiscalía, a pesar de tener documentación que prueba que son menores de edad y no les informan de su proceso».

Estos menas, llegados ilegalmente a España, denuncian «tratos de favor y coacción» por parte de la dirección del centro y exigen la destitución de la subdirectora.

«Nos amenazan diciendo que cuando seamos mayores de edad nuestra situación empeorará», explican los menores.

Desde la dirección del centro, Este Cabanes ha explicado que a todos los jóvenes recién llegados se les ofrecen programas de formación en función de sus intereses: «Muchos de los jóvenes están el planes formativos, y los que no están, en algunos casos, es porque no han podido acreditar ningún número de identificación», explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.