Portada » Una asociación de la Guardia Civil acorrala a Sánchez por su autobombo con los tests: «Hay agentes con síntomas a los que no se les han hecho las pruebas»
Deportes

Una asociación de la Guardia Civil acorrala a Sánchez por su autobombo con los tests: «Hay agentes con síntomas a los que no se les han hecho las pruebas»

La AUGC denuncia las prisas de la directora general del cuerpo benemérito para abreviar su propia fase de desescalada

Ya lo decían las Sagradas Escrituras, que no es lo mismo predicar que dar trigo.

A estas alturas de la película nadie duda de que Pedro Sánchez es todo un experto en el marketing político, en lanzar grandilocuentes mensajes, en hacer promesas tan grandes como una casa, pero tan huecas por dentro como un pimiento.

pruebas diagnósticas porque hay colectivos tan esenciales que trabajan en primera línea de fuego del coronavirus como es la Guardia Civil que sigue mostrando sus quejas por la falta de tests.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil denunció en un tuit que pese a la propaganda de Pedro Sánchez, son varios los agentes que están trabajando, que tienen síntomas y a los que no se les ha realizado la preceptiva prueba.

 

 

 

Y no es esta la única queja de la asociación hacia quienes tienen que velar por el cuidado de los efectivos.

En un extenso comunicado también denuncian las prisas para que los agentes estén trabajando a pleno rendimiento y de que reduzcan a toda velocidad su propio proceso de desescalada:

Además de no haberse adoptado desde la Dirección General las medidas preventivas que desde un principio se han reclamado por parte de AUGC (reducir el tiempo de exposición de los agentes, así como el número de miembros del Cuerpo expuestos, adaptación de los turnos de trabajo y creación de equipos estancos para evitar contagios, etcétera), ahora advertimos que, nuevamente, el criterio de uno y otro cuerpo de seguridad vuelve a ser dispar, como ya ocurriera en el inicio del estado de alarma.

Mientras que en la Policía Nacional se llevará a cabo una paulatina desescalada en tres fases para volver a disponer de todo el potencial de servicio de forma presencial, en la Guardia Civil nada de fases y ya han entrado las prisas, predominando la imprudencia en determinados servicios a la hora del retorno para llevar a cabo actuaciones ordinarias cuando aún nos encontramos en una situación difícil y excepcional.

Y pone varios ejemplos:

Es el caso, por ejemplo, del servicio de Intervención de Armas, desde el que se ha indicado a través de un correo electrónico de fecha 6 de mayo que la próxima semana, si existe posibilidad, se irán dando citas a los ciudadanos con una separación de veinte minutos entre cada una. Esta decisión resulta aún más llamativa después de que el Gobierno haya excluido, y por tanto prohibido, expresamente la práctica de la caza como actividad deportiva individual.

Esta medida contrasta con las decisiones llevadas por la Policía Nacional, donde para la renovación del DNI, las citas para su renovación o expedición están suspendidas hasta nuevo aviso, no existiendo fecha prevista por el momento para la apertura de la cita previa, pero la Guardia Civil sí se plantee comenzar a dar citas para el servicio antes citado.

También resaltan las ansias por recuperar los controles de alcoholemia dentro de esta fase:

Otra muestra de esta precipitación es que se vayan a iniciar a los controles de alcoholemia preventivos por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que por su propia naturaleza implican un riesgo de contacto elevado tanto para los agentes como para los conductores. Es evidente la realización de una prueba de alcoholemia cuando el conductor de un vehículo se encuentra bajo los efectos de embriaguez o en caso de accidente de circulación, pero no se entienden estos controles, que aglutinan a gran cantidad de personas y que además es difícil lograr que los usuarios mantengan la distancia de seguridad, o que adopten las medidas sanitarias para proceder a la realización de la prueba de detección alcohólica.