Portada » Las sanitarias del primer caso de covid en Cataluña: “Parecía algo anecdótico, pero se nos vino todo encima”
Trending

Las sanitarias del primer caso de covid en Cataluña: “Parecía algo anecdótico, pero se nos vino todo encima”

clipping_nAuQ9x_

David Exposito-NIUS Diario

  • La responsable de la UCI del Hospital Clínic y una enfermera recuerdan a Eleonora y sus nervios: “No sabíamos qué responder a sus dudas”

  • Piden no relajar restricciones después de una tercera ola que empezó sin haber acabado la segunda

  • Tras curtirse un año en primera línea contra el coronavirus, creen necesario prepararse para futuras pandemias

“¡Tenemos el primer caso!”, se sorprendían los sanitarios del Hospital Clínic de Barcelona tras detectar la primera persona contagiada de coronavirus en Cataluña. Fue el 24 de febrero de 2020 y, ahora, echan la vista atrás después de haberse curtido un año entero en primera línea contra la pandemia: “Parecía que iba a ser algo anecdótico, pero en cuestión de días se nos vino todo encima”.

Así lo recuerda Sara Fernández, responsable de la Unidad de Cuidados Intensivos de este hospital referencia en enfermedades infecciosas. “Tras el primer ingreso de Eleonora, pensábamos que los pacientes vendrían a cuenta gotas, pero nos pusimos las pilas y elaboramos un protocolo para saber qué hacer cuando llegaran”, insiste. Unos protocolos que modificaban constantemente porque “la realidad cambiaba cada día” mientras los profesionales del Clínic no sabían cómo resolver las dudas de Eleonora: “Nos preguntaba cuánto tiempo tenía que aislarse, qué complicaciones podía tener… pero no sabíamos qué responder porque ¡ni siquiera nosotros lo sabíamos!”.

Fernández y sus compañeros vivieron este primer caso bajo una incertidumbre que crecía a medida que aumentaba el número de ingresos diarios. “Nos quedamos sin espacio, se nos iba de las manos y no teníamos capacidad para asumir a tantos pacientes graves a la vez”, relata desde la UCI justo un año después del inicio de la primera ola. Manuela León, enfermera de la misma unidad, lo recuerda “a cámara lenta”, puesto que hasta entonces “todos los pacientes eran leves y estaban en observación”, por lo que tenían tiempo para pensar, reflexionar, hablar con los contagiados y entrenar al personal.

Manuela León, enfermera de la UCI del Hospital Clínic de Barcelona

De hecho, León trató a Eleonora así como a muchos otros pacientes: “Tengo anécdotas de todo tipo… como un hombre mayor que, al decirle que tenía coronavirus, nos pregunto ‘¿Qué es eso?’… ¡y el Gobierno ya había decretado el confinamiento domiciliario y él estaba en la UCI!”. No obstante, el episodio que más le marcó fue una de las primeras muertes por covid-19 en este hospital barcelonés. “Era una anciana a la que le explicamos la situación y, por propia voluntad, no quiso ser intubada ni sedada: falleció en soledad, ‘disfrazada’ con unas gafas y una mascarilla que apenas permitía verle la cara”, relata León.

Piden no relajar las restricciones: “Seguimos al 100% de ocupación”

Algo que le lleva a recordar a sus amigos y familiares que “los números que aparecen en las noticias son reales, son personas con una historia”. Asimismo, la enfermera destaca que “no hay que tener pánico” al virus porque “no hay que dejar de vivir”, pero advierte de la necesidad de no relajar restricciones; precisamente, las autoridades catalanas se lo plantean tras haber controlado la incidencia de casos.

En este sentido, tanto León como Fernández insisten en que llevan un año de desgaste y que la tercera ola empezó sin siquiera acabar la segunda. “Una de nuestras pacientes celebró la Navidad con su familia, empezó con síntomas y, ahora, está muy grave…” en palabras de la enfermera, que añade: “No creo que estemos listos para dejar el confinamiento”. Por su parte, la responsable de la UCI agrega: “Seguimos al 100% de ocupación desde hace meses y, aunque baje la incidencia, esto puede volver a desatarse”.

Para Fernández, además, este es un ejemplo de la necesidad de anticiparse a futuras pandemias, ya que la covid-19 ha puesto en jaque hasta a hospitales como el Clínic, centro de referencia de enfermedades importadas: “Esto puede volver a pasar, tenemos que estar más preparados y reforzar sistemas que antes eran deficientes o no eran suficientes”.