Portada » Sombras en la corte de Abdalá y Rania de Jordania: por qué el príncipe Hamzah está en arresto
Nacional

Sombras en la corte de Abdalá y Rania de Jordania: por qué el príncipe Hamzah está en arresto

De pie, el príncipe Hamzah con la reina Raina de Jordania; debajo, el rey Abdalá II, en Amán, Jordania, el 10 de febrero de 2000.
De pie, el príncipe Hamzah con la reina Raina de Jordania; debajo, el rey Abdalá II, en Amán, Jordania, el 10 de febrero de 2000.

Ana Lorenzo Froude – NIUS Diario

  • El hermanastro del rey y antiguo príncipe heredero dice que desobedecerá la orden del Ejército de no comunicarse con el mundo exterior

La realeza hachemí salta del papel couché a la crónica de intriga. ¿Por qué el exheredero al trono, el príncipe Hamzah bin Hussein, está en arresto domiciliario, según él ha denunciado? ¿De qué se acusa al hermanastro del rey Abdalá II? El Gobierno asegura que ha conspirado con fuerzas extranjeras contra el monarca y la estabilidad del país.

El príncipe Hamzah, de 41 años, es el hijo mayor del difunto monarca Hussein y la última de sus cuatro esposas (y dicen que la favorita), la estadounidense Noor de Jordania. Por su parte, Abdalá II (59 años) es hijo de Hussein y la británica princesa Muna. Al llegar al trono, nombró príncipe heredero a su hermanastro Hamzah, siguiendo la voluntad de su padre; así fue entre 1999 y 2004, después le retiró el título para designar sucesor a su propio hijo.

Ese mismo año, en 2004, el príncipe Hamzah celebraba su primera boda; se casaba con una prima ante la mirada de los reyes Abdalá y Rania de Jordania. Al enlace asistieron los futuros reyes de España, los entonces príncipes de Asturias Felipe y Letizia.

El entonces príncipe Felipe saluda a Noor de Jordania en la boda de su hijo, el príncipe Hamzah, junto a su esposa Letiza, en Amán, Jordania, el 27 de mayo de 2004.

Lejos de los glamurosos focos de entonces, ahora el príncipe Hamzah es señalado por presunta sedición. Él lo niega y acusa: “Se ha llegado a un punto en el que nadie es capaz de hablar u opinar sobre nada sin ser intimidado, detenido, acosado y amenazado”.

En un audio al que ha tenido acceso el el portal de noticias Middle East Eye, ha afirmado -desafiante- sobre su arresto domiciliario: “No obedeceré cuando me digan que no puedo salir, tuitear o comunicarme con la gente”. “No realizaré ningún movimiento de forma inmediata, pero ciertamente no obedeceré las órdenes”, ha asegurado.

Su madre, le reina Noor, ha calificado lo ocurrido de “malvada calumnia” y ha escrito en la red social Twitter: “Rezando para que la verdad y la justicia prevalezcan para todas las víctimas inocentes de esta malvada calumnia. Dios los bendiga y los mantenga a salvo”.

 

Denuncias de complot contra el rey

El viceministro jordano, Ayman Safadi, ha acusado al hermanastro del rey de movilizar a líderes tribales contra el Gobierno y “la seguridad nacional” y de cooperar con “entidades extranjeras” para desestabilizar al Estado, según la agencia local Petra. Un complot que, según sus declaraciones, habría sido “cortado de raíz”.

Las autoridades han confirmado el arresto de 16 personas que en el pasado estuvieron próximas al poder, como el antiguo asesor real y exministro de Finanzas Basem Auadalá, informa Europa Press.

El exheredero al trono ha contado que durante el pasado fin se semana el jefe del Ejército se desplazó a su palacio en Amán para “amenazarle” y comunicarle que estaba en arresto domiciliario por “motivos de seguridad”. Se le prohibía, según su testimonio, acceder a la red social Twitter o contactar con personas ajenas a la familia.

“No soy el responsable del colapso de la gobernabilidad, la corrupción y la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de Gobierno durante los últimos 15 a 20 años y que ha ido empeorando. No soy responsable de la falta de fe que la gente tiene en sus instituciones”, ha asegurado en un vídeo que su abogado hizo llegar a la BBC (supuestamente, antes de que se le cortara la conexión a Internet).

La dinastía hachemí intentaría resolver la crisis dentro de la propia familia, pero el príncipe no habría “cooperado”, según distintos medios.

Siempre se ha contado que el fallecido rey Hussein tenía predilección por el príncipe Hamzah (se refería a él como el “deleite de mis ojos”, según la BBC), pero que era demasiado joven para heredar el trono (tenía 19 años cuando su padre murió y su hermanastro era 18 años mayor). Pasó por la escuela Harrow y la Real Academia Militar de Sandhurst (Reino Unido), estudió en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y sirvió en las fuerzas armadas jordanas.

La reina Rania, el rey Abdalá de Jordania, la princesa Noor y el príncipe Hamzah, en Amán

Las aguas revueltas emergen a la superficie en un contexto de crisis económica y descontento social en el país acentuados por la pandemia del coronavirus.

Ante el presunto tsunami, el rey Abdalá II ha recibido un apoyo internacional unánime. Las monarquías del Golfo ha expresado su respaldo inmediato. También Estados Unidos, que han destacado su rol como aliado clave. O la Unión Europea: “La UE apoya totalmente al rey Abdalá II”, ha escrito en Twitter la portavoz de Exteriores de la Comisión Europea, Nabila Massrali, quien ha señalado su “papel moderador en la región”.