Portada » Se viene un fracaso histórico de Pedro Sánchez en la cumbre europea: el ‘no’ de los frugales se mantiene y complica el acuerdo
Noticias

Se viene un fracaso histórico de Pedro Sánchez en la cumbre europea: el ‘no’ de los frugales se mantiene y complica el acuerdo

Pedro Sánchez podría protagonizar un fracaso histórico en Europa. Tras tres días de reuniones, largas horas de negociaciones bilaterales, multitud de propuestas con diversos números, la cumbre europea parece condenada al fracaso con los países frugales posicionándose en contra de las exigencias de España y de los países del sur.

Cada vez son menos las esperanzas de que se pueda llegar a un acuerdo. Es evidente que el sur y el norte de Europa está dividido, con Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria negándose a dar el dinero que pide España y sobre todo, negándose a darlo sin reformas por parte de los países que solicitan ayuda.

Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia piden una reforma económica a Pedro Sánchez. Quieren una rebaja y Pedro Sánchez, está siendo incapaz de llegar a acuerdos en unas reuniones que no avanzan.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lleva tres días sin hacer declaraciones públicas. Llegó el pasado viernes a la cumbre y pese a haber participado en diversas reuniones, no ha querido conversar con los medios de comunicación.

«Sigue la negociación. De un lado estamos la amplia mayoría de los países, incluyendo a los más grandes, como Alemania, Francia, España e Italia, que defendemos las instituciones y el proyecto europeo. Del otro lado, los llamados frugales», decía el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte.

Los países frugales piden a los países del sur ajustes en el Estado del Bienestar

Por la tarde, la oferta de los países frugales era el de un Plan de Recuperación de 700.000 millones, con una caída hasta los 350.000 millones de euros en ayudas directas y otros 350.000 millones en créditos, lo que supondría renunciar a 150.000 millones de euros en trasferencias.

Holanda, Suecia, Dinamarca y Austria mantienen su postura y se niegan a incluir ayudas directas en el fondo, mientras que los países del sur, liderados por España e Italia, rechazan que el desembolso del dinero esté condicionado a fuertes ajustes en el Estado del Bienestar.

Todo hace indicar que de llegarse a un acuerdo, será con las condiciones que acepten los países del norte, con cantidades muy lejanas a las que comenzó pidiendo el presidente del Gobierno Pedro Sánchez. Por tanto, el fracaso está asegurado.