Portada » Se le acaba el ‘chollo’ a Pedro Sánchez: Trump imposibilitará la censura socialista de las redes sociales
Noticias

Se le acaba el ‘chollo’ a Pedro Sánchez: Trump imposibilitará la censura socialista de las redes sociales

El presidente de Estados Unidos pone contra la pared a la Twitter y Facebook: ‘censura cero’ o responsabilidad editorial del material publicado

APedro Sánchez se le ‘acabó el chollo’.

La censura del líder socialista y su Gobierno a las redes sociales podrá llegar a su fin por una decisión de Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos firmó un decreto para evaluar las opciones de castigar a Twitter, Facebook, YouTube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas.

El cambio de la normativa eliminaría la protección legal para Twitter o Facebook ante demandas de terceros.

El Gobierno de Estados Unidos quieren que las redes que censuren su contenido pasen a considerarse como ‘editoriales’ y, por ende, responsables del material que se publica en su plataforma.

La decisión pone en ‘jaque’ a las principales redes sociales que tendrán que tomar un solo camino: autorizar la plena libertad de publicación (sin censuras) o asumir el riesgo como ‘editorial’ de sufrir una oleada de millonarios procesos judiciales.

“Las grandes tecnológicas hacen todo lo posible en su considerable poder para censurar de cara a las elecciones de 2020. Si eso pasa, perderemos nuestra libertad”, escribió Trump en Twitter.

«No lo permitiré”, aseveró el presidente, para quien las redes sociales ya lo intentaron “fuertemente” durante las elecciones de 2016 y “perdieron”.

El ‘chollo’ socialista

Una decisión que podrá expandirse internacionalmente y terminar con el uso ‘a la medida’ que los Gobiernos y dictaduras de izquierda están realizando de las redes sociales.

Es importante recordar que el Gobierno de Pedro Sánchez está intentando hacerse con el control de las redes sociales con una ‘oportuna’ excusa de la lucha contra los ‘bulos’ y las ‘fake news’.

La búsqueda del control de las redes sociales es evidente.

Twitter España bloquea de forma masiva y automática o suspende temporalmente las cuentas de opinadores influyentes de la red social… de derechas.

Nada chocante si no ocurriera que los perfiles que están siendo sometidos a restricciones tiene casi siempre ciertas ideas en común: son críticos con el feminismo de corte neomarxista, el independentismo y cargan con comentarios sagaces contra el establishment progre impuesto por grupos de izquierda en nuestro país.

Pues van unos facinerosos de la órbita de Podemos o el PSOE y suben a la red social el hashtag ‘Matar a Abascal‘ y no pasa nada. Al menos durante bastantes horas.

Las seguidoras ‘sexy’ de Illa

A finales de abril, la página del Ministerio de Sanidad en Facebook registró una actividad frenética -en menos de 24 horas ha tenido 5,2 millones de reproducciones, más de 80.000 reacciones, 10.000 comentarios y  27.000 veces compartida-.

Demasiado para ser real, teniendo en cuenta que una página con 176.451 seguidores es imposible que genere tantísimo movimiento en una publicación con una carga viral mínima en su contenido.

Y lo más curioso, miles de likes que que provienen de cuentas creadas exclusivamente para ese fin.

De pronto, brotan los adeptos, se multiplican los seguidores.

Sin embargo, al entrar en los perfiles más sospechosos se puede verificar que todos siguen el mismo patrón: foto de perfil muy reciente y sin más actividad en el mismo.

Traducido: cuentas nuevas creadas para aumentar las interacciones de, en este caso, la publicación del Ministerio.

Toda una multitudinaria legión de falsos simpatizantes.

Sánchez y sus ‘fakes’

Pedro Sánchez se sumó a la ‘moda socialista’ de los seguidores falsos.

Un estudio de una firma estadounidense, y publicado por el diario ABC, desvelaría que el 43 por ciento de los seguidores del presidente del Gobierno en Twitter…no existen.

Casi la mitad de sus ‘fans’ se tratarían de perfiles ‘fakes’ que se parecen mucho a los que inflaban las publicaciones del Ministerio de Sanidad.

Es decir, perfiles de veinteañeros, en su mayoría chicas «con rostro de top model» y con nombres de origen americano («como Mallory, Kaylee, Jacey o Arlene»).

Además, todos tienen como característica común que fueron creadas recientemente y que, repentinamente, mostraron un interés y apego masivo al gobierno de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias.

Según ABC, el objetivo no sería otro que «respaldar masivamente al Gobierno de Pedro Sánchez». «Intercalan mensajes en árabe con retuits de propaganda de los ministros españoles o de cuentas afines al PSOE y a Podemos», añade este diario.

Una forma más de censurar y ‘tapar’ los mensajes críticos que diariamente se viralizan en las redes sociales tras los disparates en la gestión del COVID-19.

El diario, con cierta ironía, comenta que los perfiles ‘fake’ «han descubierto su amor al Gobierno en marzo repentinamente, después de años difundiendo vídeos de fútbol en francés. O son usuarios chinos creados el mes pasado sin más actividad que hacer clic en ‘me gusta’ en mensajes de apoyo a los ministros españoles durante la crisis del coronavirus».

Sin embargo, varios expertos han apuntando a que si se utiliza la aplicación profesional de verificación ‘Twitter Audit’, apenas el 12% serían cuentas sospechosas, fake o spam.