Portada » Sánchez ha disparado el gasto en asesores un 46% desde que está en La Moncloa
Noticias

Sánchez ha disparado el gasto en asesores un 46% desde que está en La Moncloa

El Gobierno PSOE-Podemos le cuesta a los españoles más de 75 millones al año en sueldos de altos cargos y asesores, sin contar cotizaciones a la Seguridad Social

El Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias le cuesta cada mes a los españoles más de 7,5 millones de euros en sueldos políticos y sus correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social. Más de 250.000 euros al día. Es la factura salarial de un Ejecutivo que ha multiplicado los ministerios, disparado la cifra de altos cargos y desbocado la de asesores. Según los datos oficiales recopilados por ABC, el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos destinará este año más de 75 millones de euros a sueldos brutos, a lo que se añadirán más de 15 millones en cotizaciones a la Seguridad Social por todos esos salarios. Es un 30% más de lo que costaba el Ejecutivo del PP con Mariano Rajoy.

En 2019, el Gobierno de Pedro Sánchez ya se gastó 74,77 millones de euros en los sueldos brutos de sus altos cargos y asesores. Sumando las cotizaciones, la factura rondó los 90 millones de euros, 15.000 millones de las viejas pesetas. Y este año la factura será todavía más gruesa, a la vista de cómo sigue engordando la lista de sueldos oficiales que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias reparten entre sus afines. Entre enero y marzo de este año, el Gobierno se ha gastado en sueldos de altos cargos y asesores un 4,7% más que en el primer trimestre de 2019. Y eso que en el primer trimestre de 2019 ya se gastó un 22,7% más que en el primero de 2018.

Gasto sin freno

Al ritmo al que empezó el presente ejercicio, el Gobierno se gastará este año en sueldos políticos unos 78 millones de euros, a los que habrá que sumar otros más de 15 millones en cotizaciones a la Seguridad Social.

La lista de altos cargos y asesores del Gobierno aumentó aceleradamente en cuanto Pedro Sánchez se instaló en el Palacio de la Moncloa, tras la moción de censura con la que desalojó a Mariano Rajoy el 1 de junio de 2018. Y esa escalada se ha acentuado desde que el PSOE formó el actual Gobierno de coalición con Unidas Podemos: se han creado más puestos para hacer hueco a los afines de Pablo Iglesias. El resultado es un Consejo de Ministros de récord, con 23 miembros: el presidente, los titulares de las cuatro vicepresidencias y los de los 18 ministerios. Un gabinete agigantado si se compara con las 13 sillas en las que cabía el Consejo de Ministros de Rajoy.

Y a más vicepresidencias y ministerios, más séquito de asesores y altos cargos. Una lista que sigue creciendo, a la vista del acuerdo adoptado hace escasos días por el Gobierno Sánchez-Iglesias para crear más cargos políticos en direcciones generales de ministerios.

Esta vorágine de colocación de afines con sueldo gubernamental ha disparado la factura a una velocidad de récord. Basta comparar lo que costaba el Gobierno de Mariano Rajoy en el primer trimestre de 2018 -en vísperas de ser derribado por la moción de censura- y lo que ha costado el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez en el primer trimestre de este 2020: un 17,7% más en altos cargos y un 45,6% más en asesores (personal eventual); en cómputo global, un sobrecoste del 30,4%.

Otra reveladora comparación: en el último año completo del Gobierno de Rajoy (2017), su coste entre altos cargos y asesores ascendió a 61,13 millones de euros en sueldos brutos; en el primer año completo de Gobierno de Pedro Sánchez (2019), esa factura ascendió a 74,77 millones de euros, y este 2020 todo apunta que rondará los 78 millones de euros, sin contar lo que se irá en cotizaciones a la Seguridad Social.

Un extenso entramado

Y todo esto sin contar los colocados a dedo en cúpulas de la «administración paralela», el entramado formado por cientos de organismos, entes y empresas públicas. Y sin contar, tampoco, lo que se va en sueldos políticos en el Congreso y en el Senado.

Al ritmo que el Gobierno ha aumentado su gasto en sueldos políticos, este año se le irán en salarios brutos de altos cargos y asesores unos 78 millones de euros

Con cargo a los Presupuestos Generales del Estado se pagaron en 2019 un total de 72 millones en sueldos brutos de altos cargos: 36,45 por los colocados en el Gobierno y el resto -35,6 millones- en nóminas de diputados y senadores. Asimismo, se abonaron 49,67 millones en salarios brutos de asesores: 38,33 por los que están a sueldo del Gobierno, y 11,34 millones por los contratados en el Congreso y en el Senado.

Más burocracia

La escalada del gasto en altos cargos y asesores es visto con inquietud por quienes advierten del excesivo gasto público que acumula España. «Disparar el gasto en altos cargos y asesores es sintomático y muy grave en un momento en el que uno de los grandes problemas de la economía española deriva del excesivo gasto público y de la deuda que origina», advierte el economista y presidente de honor de la Real Academia de Ciencias Políticas y Morales, Juan Velarde.

«Lo que está haciendo España es lo contrario que ha hecho Alemania en estos años, que se ha dedicado a equilibrar el gasto público y a reducir la deuda», indica este experto.

Respecto a las agigantadas estructuras políticas del país, Juan Velarde considera que deberían reducirse y regirse por criterios empresariales: limitar esas cúpulas a lo estrictamente necesario en términos de eficacia organizativa, de coste y de resultados. Advierte que multiplicar la estructura de altos cargos no solo genera un multimillonario sobrecoste en sueldos sino que, además, lastra a la iniciativa privada, porque «para justificar la existencia de esos cargos políticos se multiplica la burocracia».