Portada » Receta de pollo a la miel con almendras y canela: una exquisita mezcla de sabores especiados
Nutrición

Receta de pollo a la miel con almendras y canela: una exquisita mezcla de sabores especiados

1366_2000 (7)
1366_2000 (7)

DirectoalPaladar.

Si queréis impregnar vuestra cocina con sabores especiados y de Oriente, no podéis dejar de preparar esta deliciosa receta de pollo a la miel con almendras y canela. Y es que con una combinación tan original de ingredientes desde luego que no vais a dejar a vuestros comensales indiferentes, aunque eso sí, es un plato para los que gusten de sabores distintos y especiales.

La receta parece más complicada de lo que es realmente, pues lo cierto es que se prepara fácil y rápidamente. Es un plato que se puede cocinar a diario aunque se tenga poco tiempo, que en este caso hemos preparado con pechugas de pollo, pero también queda muy bueno con pavo si te gusta esa variedad de carne.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pechuga de pollo4
  • Cebolleta4
  • Tomate cherry250 g
  • Miel de abejas30 g
  • Almendras tostadas30 g
  • Canela molida 1/2 cucharadita
  • Azafrán unas hebras
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer pollo a la miel con canela y almendras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total45 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción35 m

Comenzaremos cortando las pechugas de pollo en dados y sofriéndolas en un poco de aceite de oliva a fuego fuerte. Cuando veamos el pollo dorado bajar el fuego y añadir la cebolla y los tomates cherry partidos a la mitad, dejando que se cocine todo en su jugo durante quince minutos. Añadir la sal y la pimienta.

pollo
Cuando pase el tiempo añadir el azafrán, la miel y la canela. Remover y dejarse hacer todo junto unos cinco minutos. Añadir las almendras y medio vasito de agua, y seguir cocinando durante otros 15 minutos más.Con qué acompañar el pollo a la miel
Esta receta de pollo a la miel con canela y almendras la suelo servir acompañada de un poco de arroz en blanco, pero queda estupendo también con cuscús, o simplemente con algo de pan plano tipo pita. Hay que servirlo bien caliente añadiendo en cada plato algunos tomates cherry y almendras y salseando la carne. Una receta exótica donde las haya.