Portada » Polémica por un taller con una “felación simulada” en un instituto de Almería
Noticias

Polémica por un taller con una “felación simulada” en un instituto de Almería

Un padre se presentó en el centro para denunciar que a su hijo le habían causado “un trauma por la humillación” al “obligarle a simular una felación”.

Un taller sobre sexualidad y pornografía ha desatado este jueves la polémica en el IES Cura Valera de Huércal-Overa. El centro educativo almeriense organizó una charla para los alumnos de primer curso de Bachillerato y la monitora de la actividad sacó de entre los alumnos a un chico y a una chica como voluntarios para que simularan una felación.

La actividad fue impartida por Davinia Simón, trabajadora social y fundadora de la empresa Formación Vida, una consultoría especializada en la implantación de planes de igualdad y la erradicación de la violencia de género.

“Era una clase sobre sexualidad y pornografía y en un momento de la charla se les explica a los jóvenes que todo lo que ven en el porno no es real y para ejemplificarlo sacamos a un chico y una chica para que vean que las cosas que se realizan en este tipo de películas no se corresponden con las relaciones sexuales de verdad”, explica Simón en declaraciones a La Voz de Almería, que insiste en que en todo momento había “hasta cuatro profesores del centro delante” durante la charla.

“Agacharse de rodillas”

“A los chicos se les pregunta cómo empiezan estas películas y son ellos mismos los que hacen una simulación de cómo comienzan, que es con una felación, pero sin ningún objeto, sin movimientos ni nada por el estilo”, prosigue la encargada en el citado medio. “Más allá de agacharse de rodillas imitando cómo lo hacen en una película pornográfica los alumnos no tuvieron que simular nada”, añade.

Las críticas no se han hecho esperar y numerosos padres han pedido aclaraciones sobre el taller por considerarlo inapropiado para los menores. La alarma saltó cuando el padre de uno de los estudiantes -el que ejemplificó la polémica felación- se presentó en el centro escolar para presentar una queja porque a su hijo “lo habían obligado” a simular cómo se realiza una felación. Esa actividad le había causado “un trauma por la humillación”, denunció el progenitor.

Vox también se ha echado las manos a la cabeza. Bajo la etiqueta #PINparentalYA, numerosos representantes del partido de Santiago Abascal han compartido en redes la noticia para exigir la aprobación del pin parental. Es el caso de Ignacio Garriga, diputado por Barcelona y miembro del Comité Ejecutivo Nacional. “Esto es una vergüenza. Por qué los medios de comunicación guardan silencio, por qué los partidos políticos cubren estas situaciones”, se pregunta José María Figaredo, diputado por Asturias.

Tras la queja del padre, el centro y miembros del AMPA decidieron reunirse a última hora del jueves para conocer “qué había ocurrido de verdad y tomar las medidas que fueran necesarias”, según avanza La Voz de Almería. “No sabemos qué ha pasado, solo lo que este padre le ha comentado a la dirección del centro”, señala al citado medio Mari Carmen López, presidenta de la Asociación de Madres y Padres de los Alumnos del IES Cura Valera.

“Cada padre y cada madre piensan de una manera y desde el AMPA no nos vamos a pronunciar, ya sabemos lo que ha pasado y está en manos de la delegación de Educación de la Junta de Andalucía, que es la que tiene que decidir qué hacer  o qué no hacer”, añade López. “No hay consenso ni entre los propios alumnos sobre lo que ocurrió”.

El director: “Se pasó”

“La actividad era un taller de educación sexual y esperábamos que en él se hablara de métodos anticonceptivos, pero los alumnos nos aseguran que todo fue sobre pornografía y violencia machista”, cuenta el director del centro, Diego Bonillo. “Se pasó”.

De momento, el centro ha cancelado los tres talleres pendientes de celebrar por Formación Vida, que se enmarcan en el Plan Estatal contra la Violencia de Género.

“Pido perdón”

Después del estallido de las quejas, la trabajadora social dice ahora sentirse “desbordada y sorprendida”. “Hicimos la misma charla unos días antes en otro centro de la provincia y nos dieron la enhorabuena”, afirma. “Pido perdón a quien haga falta. Yo he ido a hablar con este padre que dice que humillé a su hijo y he intentado explicarle que se trata solo de una formación, pero todo se ha desmadrado ya un poco y yo estoy en estado de shock”.