Portada » Receta de rollitos de pollo y provolone con salsa de champiñones portobello, un plato completo lleno de sabor
Nutrición

Receta de rollitos de pollo y provolone con salsa de champiñones portobello, un plato completo lleno de sabor

Rollitos de pollo
Rollitos de pollo

DirectoalPaladar

Yo soy de la teoría que una carne rellena es una carne de fiesta, y esta es la transformación a la que han sido sometidos unos sencillos filetes de pollo que tenía en la nevera. Se han convertido en rollitos de pollo y provolone con salsa de champiñones portobello, un plato para disfrutar cualquier día de diario pero que también podemos reservar para una comida más especial.

En esta ocasión en su interior, queso italiano y un sabroso jamón serrano, pero esto puede ser adaptado a vuestros gustos queseros y cambiarlo por cualquier otra variedad que funda bien. Os recomiendo que los rollitos, aunque den un poco más de trabajo, los paséis por la sartén para dorarlos y los acabéis con un golpe de horno, el hacerlo así es también la base de la salsa de champiñones que los acompañarán.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pechuga de pollo4
  • Jamón serrano (lonchas)8
  • Queso Provolone1
  • Champiñones portobello250 g
  • Caldo de pollo500 ml
  • Vinagre de Módenaml
  • Mantequilla15 g
  • Aceite de oliva virgen extra30 ml
  • Albahaca
  • Finas Hierbas
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer rollitos de pollo y provolone con salsa de champiñones portobello

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total50 m
  • Elaboración10 m
  • Cocción40 m

Abrimos a la mitad, como un libro, cada pechuga de pollo o las pedimos así abiertas en la carnicería. Salpimentamos la carne, le colocamos dos lonchas finas de jamón serrano, una cuña de queso provolone y unas hojas de albahaca fresca. Enrollamos el pollo y lo atamos con una cuerda de cocina. Repetimos esta operación con el resto de la carne. Precalentamos el horno a 220ºC.

En una sartén calentamos el aceite y sofreímos por todos los las lados los rollitos, como entre ocho a diez minutos. Traspasamos los rollitos a una fuente de horno y los horneamos durante otros diez minutos, tienen que quedar cocidos en su interior pero todavía jugosos. Los tapamos con un papel de aluminio y los dejamos reposar diez minutos.

Ingredientes