Portada » Cómo hacer (y usar) salsa chermoula, la sabrosa y versátil mezcla de hierbas y especias marroquí que cambiará tus platos
Nutrición

Cómo hacer (y usar) salsa chermoula, la sabrosa y versátil mezcla de hierbas y especias marroquí que cambiará tus platos

Cómo hacer (y usar) salsa chermoula
Cómo hacer (y usar) salsa chermoula

DirectoAlPaladar

Elaborada con hierbas frescas, ajo, aceite de oliva y especias variadas, la salsa chermoula o chermula es una explosión de sabor. Tradicional de la gastronomía de Marruecos es perfecta para marinar o acompañar alimentos, especialmente pescados y mariscos. Aunque tiene otros usos y son muchos los que la añaden a guisos de carne o pollo, platos de verduras, sopas, tajines, cuscús y mucho más.

La salsa chermoula está presente en otras cocinas del norte de África, como Túnez y Algeria. Desde allí también ha alcanzado a nuestro país vecino, Francia. Cada país, incluso cada región, la elabora de una manera distinta. No hay una fórmula única con que elaborar esta sabrosísima salsa.

Hay muchas variantes de esta salsa, tantas como manos la preparen, aunque todas contienen cuatro ingredientes principales: ajo, cilantro, aceite de oliva y sal. A estos se incorporan especias al gusto de cada cual. Nosotros hemos usado comino, pimentón, chile molido y pimienta negra, pero hay quien añade cebollino, menta, perejil, jengibre, tomillo, cayena, limón o, incluso, puré de cebolla.

Toda versión es válida y bienvenida, pues la salsa chermoula es sinónimo de sabor y tiene el poder de transformar cualquier receta por sosa que sea. Unas pechugas de pollo a la plancha, una coliflor hervida, un pescado al horno. Una vez la pruebes, se quedará en tu cocina para siempre y te encontrarás haciéndola a menudo.

La chermoula se usa, principalmente, como adobo o salsa

Al contener productos frescos como el ajo y las hierbas, la salsa chermoula tiene una vida relativamente corta, aproximadamente una semana. Lo ideal es conservarla en la nevera, en un recipiente hermético, cubierta con un poco de aceite de oliva virgen extra. Si no la vas a consumir en este plazo de tiempo, la puedes congelar.

Ingredientes

Para personas
  • Diente de ajo5
  • Cilantro fresco30 g
  • Chile molidog
  • Comino molidog
  • Pimentón dulceg
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra45 ml

Cómo hacer salsa chermoula o chermula

Dificultad: Media
  • Tiempo total10 m
  • Elaboración10 m

La forma clásica de preparación de la salsa chermoula es a base de mortero. Para ello pelamos, picamos groseramente y majamos los dientes de ajo junto con 1/2 cucharadita de sal y el cilantro bien picadito.

Al puré resultante le añadimos el chile, el comino, el pimentón, un pellizco de pimienta negra y tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Majamos un poco más hasta obtener una pasta espesa (se puede aligerar con un poco de agua).

Si no tenemos mortero o nos puede la pereza, podemos usar una picadora o batidora para preparar la salsa. Solo tenemos que introducir todos los ingredientes en el vaso (el cilantro mejor picado) y triturar hasta que estén integrados.

Una vez hecha la salsa chermoula la podemos usar inmediatamente, aunque está más rica si dejamos que repose unas cuantas horas en la nevera dentro de un recipiente hermético. Los sabores se mezclan, se asientan y el resultado es más potente.