Portada » PSOE y Podemos fracasan con su campaña electoral: Ayuso arrasaría y gobernaría con VOX
Noticias

PSOE y Podemos fracasan con su campaña electoral: Ayuso arrasaría y gobernaría con VOX

Fracasa la línea seguida en la campaña electoral por PSOE y Podemos

El victimismo no funciona para ganar votantes. PSOE y Podemos no obtendrían el resultado esperado a pesar de que ambas formaciones políticas han tratado de explotar al máximo las cartas con amenazas recibidas por algunos de sus dirigentes.

PSOE y Podemos han culpado a VOX de las amenazas recibidas por Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y Reyes Maroto. También han señalado a Ayuso por estar dispuesta a pactar «con los fascistas».

Pero el barómetro electoral que publica este martes el diario El País confirma que la estrategia electoral elegida por ambas formaciones es un rotundo fracaso. En la encuesta realizada por Metroscopia, se confirma que Isabel Diaz Ayuso arrasaría al obtener más del 41% de los votos, lo que le daría la espectacular cifra de 59 diputados, lo que le permitiría gobernar con VOX en la Asamblea de Madrid. Los de Rocío Monasterio y Santiago Abascal, a pesar del gran crecimiento de Ayuso, no perderían votantes. VOX mejoraría su resultado obteniendo 13 diputados.

El fracaso de la estrategia elegida por PSOE y Podemos es evidente, ya que no evitarían el gobierno de derechas. Los socialistas además, perderían casi diez escaños, pasando de 37 a 28 diputados, lo que confirmaría el fracaso del proyecto de Ángel Gabilondo. Por su parte, Podemos, con 11 diputados, se salvaría de la desaparición. La presencia de Pablo Iglesias permitiría a los morados ganar cuatro diputados respecto a las elecciones del 2019.

El gran ganador de la izquierda sería Más Madrid. El partido de Mónica García obtendría 25 diputados al sumar el 17,6% de los votos, lo que le situaría a solamente tres diputados de ser la segunda fuerza más votada de la región madrileña. Por último, se confirmaría el fracaso de Ciudadanos. El partido naranja desaparecería de la Asamblea de Madrid, con un Edmundo Bal incapaz de salvar los muebles de un partido moribundo.

Tags