Portada » Nuevo varapalo judicial: el TSJ de Madrid obliga a Marlaska a motivar el cese de un agregado de Interior
Noticias

Nuevo varapalo judicial: el TSJ de Madrid obliga a Marlaska a motivar el cese de un agregado de Interior

El destituido, que ocupaba ese cargo en México, está procesado en el caso Villarejo. La sentencia llega cuando el inspector jefe Bonifacio Díaz Sevillano está ya jubilado

Nuevo varapalo judicial al Ministerio del Interior en su política de destituciones de cargos de confianza. Si en marzo se conocía que la Audiencia Nacional anulaba el relevo del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid, hoy Eldiario.es daba a conocer otra, esta de la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que exige que se motive la destitución del inspector jefe de la Policía Nacional Bonifacio Díez Sevillano como agregado de Interior en la Embajada española en México. El Ministerio del Interior, y más concretamente la Dirección General de la Policía, trabaja desde entonces para subsanar esta circunstancia, tal como le exige la sentencia.

Díez Sevillano es uno de los miembros de la conocida como ‘brigada política’ de la Policía, que fue beneficiado con un destino en una embajada en tiempos de Jorge Fernández Díaz y que fue cesado al llegar al cargo de ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska. La sentencia del TSJ de Madrid ordena a Interior que «motive adecuadamente el acuerdo de cese en los términos expuestos en la sentencia» y recoge la doctrina del Tribunal Supremo en esta materia según la cual «el nombramiento para un puesto de trabajo de libre designación constituye un acto discrecional, consistiendo la singularidad en que tales nombramientos se basan en la existencia de un motivo de confianza que la autoridad facultada para la designación ha de tener en la persona designada, relación de confianza que puede variar o desaparecer por distintas circunstancias«. En todo caso, hay que justificar las razones de esa pérdida de confianza, lo que en este caso no se ha producido.

Las consecuencias de esta sentencia son nulas, más allá del nuevo golpe judicial a Marlaska. Y ello porque se respetaron los dos años mínimos de estancia en el destino y se ejecutó el cese en octubre de 2018. Sin embargo, y según explica la sentencia del TSJ de Madrid, Díez Sevillano siguió en el puesto, muy bien remunerado y codiciado en el Cuerpo, hasta abril de 2019; es decir, seis meses más. La destitución, por tanto, se demoró hasta «días antes de su jubilación».

El policía jubilado es investigado en el marco de la pieza 7 del caso del excomisario José Manuel Villarejo, que trata de aclarar lo sucedido en torno al espionaje a Bárcenas con fondos reservados. El pasado jueves declaró ante la comisión del Congreso que investiga la operación Kitchen. Se trata de una persona de la máxima confianza del que fuera director Adjunto de la Policía, Eugenio Pino, también implicado en el citado procedimiento judicial, y fue absuelto de introducir información robada en el procedimiento del caso Pujol.