Portada » Michelin sube la apuesta por el hidrógeno: quiere ser un “líder mundial” en el desarrollo de pila de combustible
Motor

Michelin sube la apuesta por el hidrógeno: quiere ser un “líder mundial” en el desarrollo de pila de combustible

Michelin sube la apuesta por el hidrógeno
Michelin sube la apuesta por el hidrógeno

MotorPasion

La irrupción de un fabricante de neumáticos como Michelin en la esfera del hidrógeno no es nueva. Entre otros proyectos, ha apostado por esta tecnología junto con el Grupo PSA y Faurecia a través de la joint venture Symbio, y ahora está intensificando su ofensiva.

“Convertirse en líder mundial en sistemas de pila de combustible” es uno de los objetivos de la firma gala. De momento, Symbio asegura estar levantando la fábrica de sistemas de pila de combustible más grande de Europa.

Furgonetas y autobuses de hidrógeno

Según ha explicado en su plan estratégico, el fabricante de neumáticos espera generar miles de millones de euros con la producción de pilas de combustible, la impresión 3D y materiales compuestos y médicos para representar hasta el 30 % de las ventas a finales de la década.

Y lo quiere conseguir a través de Symbio, la empresa de soluciones de movilidad que comparte con Faurecia (Grupo PSA), especializada en componentes para vehículos.

Los planes, ya en marcha, pasan por levantar una fábrica cerca de Lyon, que suministrará las celdas de combustible para las furgonetas de hidrógeno de Stellantis.

Y es que hace unos días el joven gigante automotriz anunció que está desarrollando un nuevo sistema de pila de combustible híbrido para sus furgonetas, con el que promete autonomías de hasta 400 km.

El primer paso será comercializar tres furgonetas ligeras, para después saltar a los autobuses. Se proponen fabricar 1.500 autobuses de hidrógeno que estarán disponibles a partir de diciembre de 2021.

Y hay más. El pasado mes de junio Michelin y Symbio se unieron al proyecto Mission H24 , que contempla la carrera de resistencia de 24 horas de Le Mans de 2024 con vehículos impulsados por hidrógeno.

Pero para que tenga sentido, deberá ser hidrógeno verde (y no el que procede del reformado de gas natural), claro.

Lo cierto es que se trata de una tecnología que, si bien lleva décadas usándose, tiene una presencia testimonial en el segmento de turismos y vehículos comerciales ligeros.

Stellantis

Según datos de BloombergNEF, los fabricantes de automóviles vendieron solo 2.380 vehículos propulsados ​​por celdas de combustible en el último trimestre de 2020, en comparación con 826.000 vehículos híbridos enchufables y completamente eléctricos.