Portada » Los presos de ETA se crecen por culpa de Sánchez y le piden no ceder ante las víctimas de los atentados
Noticias

Los presos de ETA se crecen por culpa de Sánchez y le piden no ceder ante las víctimas de los atentados

Los presos de ETA se atreven a reclamar beneficios penitenciarios

El colectivo Etxerat, creado para representar a los etarras encarcelados y sus familiares, ha emitido un comunicado que sirve para ver cómo el Gobierno de Pedro Sánchez está permitiendo que los etarras se crezcan hasta el punto de pedir al Ejecutivo que no ceda ante las víctimas que reclaman que no se produzca un acercamiento de los presos al País Vasco.

En el comunicado, Etxerat trata de dar pena asegurando que 49 presos llevan más de 20 años en prisión y 11 de ellos más de 25 años en la cárcel. También que hay 18 presos con enfermedades graves e incurables, poniendo como ejemplo a Ibon Fernández Iradi, quien hirió gravemente a un gendarme francés y que llegó a ser considerado por la policía francesa el jefe del aparato militar de ETA.

En el comunicado reconocen que «se ha rebajado ligeramente la presión que la política penitenciaria ejerce sobre las y los presos vascos y los familiares, pero no lo suficiente».

«¿Por qué hay aún 127 presos y presas en primer grado, el más restrictivo y con el que no se puede progresar en una perspectiva de excarcelación? ¿Por qué no salen en libertad, más aún en tiempo de pandemia, los mayores de 65 años, los 18 gravemente enfermos, las embarazadas con sus hijos?», se pregunta el colectivo en favor de los presos etarras.

Con una actitud que confirma que se sienten en condiciones de reclamar al Gobierno de España un mejor trato a los etarras, este colectivo pide a «a la sociedad vasca, a los agentes políticos y sindicales, a las instituciones vascas, navarras y al Gobierno español», que » no cedan y no permitan que ese lobby inmovilista obstaculice el paulatino fin de la dispersión y el alejamiento, ni que consiga bloquear a nuestros familiares presos y presas que así lo han decidido, realizar el itinerario jurídico-penitenciario al que tienen derecho».

Es decir, se atreven a pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que no cedan ante las víctimas de ETA que no quieren ver cómo los asesinos de sus familiares, reciban beneficios penitenciarios.