Portada » Los cuidadores del centro de la Casa de Campo denuncian abusos sexuales, agresiones y robos por parte de menas
Noticias

Los cuidadores del centro de la Casa de Campo denuncian abusos sexuales, agresiones y robos por parte de menas

Los menas protagonizan robos, agresiones y abusos sexuales.

Los trabajadores y educadores del centro de acogida de la Casa de Campo no aguantan más. En el último año, han presentado 30 denuncias de toda índole, llegando incluso a registrarse abusos sexuales. La Policía Nacional ha recibido multitud de denuncias por parte de los trabajadores del centro de acogidas, la mayoría por agresiones y robos, aunque también hay denuncias por abusos sexuales.

En las últimas semanas, la violencia y los actos delictivos por parte de los menas se ha disparado en la Casa de Campo, llegando incluso a cuadriplicarse. Desde la apertura del centro Richard Schirrmann, los actos delictivos se han disparado en el barrio de Batán y la Casa de Campo.

En declaraciones a EL MUNDO, un ex empleado reconoce que hay un grupo de 15 jóvenes, todos ellos menas, que protagonizan las agresiones y robos: «Un grupo de unos 15 acogidos agrede al personal educativo, rompe los muebles y mantiene un hábito de consumo de drogas».

Los vecinos también denuncian la violencia y los robos que sufren por parte de los menas: «No queremos vivir así. El barrio quiere recuperar la tranquilidad de antes. Lo que queremos es recuperar el albergue para volver a vivir como antes».

«El barrio avisó de que la Casa de Campo no era un sitio para este centro, ya que su ubicación les facilitar cometer delitos y escaparse. La única solución es recuperar el albergue y trasladar a los menas», dicen.