Portada » Los asistentes de Cuomo ocultaron los datos sobre los fallecimientos en residencias, según ‘The New York Times’
Trending

Los asistentes de Cuomo ocultaron los datos sobre los fallecimientos en residencias, según ‘The New York Times’

Cuoma
Cuoma

NIUS Diario

  • El el número de muertos es aproximadamente un 50 por ciento más alto que la cifra que Cuomo citaba públicamente

La gestión del gobernador más poderoso demócrata de Estados Unidos está bajo lupa. Desde hace semanas se sabía que los datos sobre el número de fallecimiento de ancianos en residencias no coincidía con las realidad, pero este viernes el New York Times explica, en exclusiva, las razones. El equipo de Andrew Cuomo ocultó deliberadamente el número de ancianos fallecidos en las residencias, y lo hizo, porque según desvela en exclusiva el rotativo, su primera decisión ejecutiva fue impedir que los ancianos fueran a los hospitales al tiempo que ordenaba que todos los mayores se quedaran en las residencias.

El informe al que ha tenido acceso el NYT en exclusiva desvela que los funcionarios de sanidad del estado de Nueva York han confirmado el número real de fallecidos en las residencias de ancianos del estado hasta el mes de junio del 2020, es decir en la primera ola de la pandemia. El número de fallecidos, más de 9.000 en ese momento, no era público, y el equipo de confianza del gobernador decidió mantenerlo en secreto. El Departamento de Salud del estado llevó a cabo el informe para que se hiciera público, pero Cuomo lo impidió en los términos en los que se había redactado. Según el NYT, el equipo de Cuomo “reescribió” el informe antes de hacerse público.

La fiscalía de Nueva York y el FBI investigan al gobernador y su equipo por su actuación respecto de las residencias de ancianos durante la primera ola del coronavirus. El miércoles se conocía que Cuomo había contratado un equipo de abogados para su defensa.

El libro de Cuomo y la campaña electoral

La ocultación de los datos oficiales se produjo en el momento en el que Cuomo anunció que comenzaba a escribir un libro sobre sus logros pandémicos. Esta modificación del informe, es la primera conocida que ha provocado la investigación del FBI.

Pero Cuomo y sus ayudantes en realidad comenzaron a ocultar los números meses antes, cuando sus asesores estaban, en realidad en guerra contra sus propios altos funcionarios de salud, y mucho antes de que llegaran las solicitudes de los datos oficiales por parte de las autoridades federales, según los documentos y entrevistas con seis personas con conocimiento directo de la situación que describe el NYT. Cuomo reconoció hace dos semanas que, efectivamente, por “miedo a la Administración Trump” no dijeron la verdad sobre el número de fallecidos en residencias, algo que el NYT desvela falso. “La única intención del Señor Cuomo era posicionarse como un líder político nacional contra la pandemia”, es decir, liderar a los demócratas en la lucha contra la pandemia en un año electoral.
Las políticas de Cuomo respecto de la pandemia fueron puestas de ejemplo sobre lo que “había que hacer” frente al entonces presidente Trump, con quien Cuomo mantuvo un duro enfrentamiento a lo largo de los primeros 9 meses de pandemia, hasta las elecciones presidenciales.

Según desvela el NYT, el número de fallecimientos era aproximadamente un 50% superior al que ofrecían en las ruedas de prensa. El Departamento de Salud trabajó en el informe con McKinsey, una firma consultora contratada por el Sr. Cuomo para ayudar en la respuesta a la pandemia. El gráfico que crearon comparó las muertes en hogares de ancianos en Nueva York con otros estados. El total de 9.250 muertes de Nueva York superó con creces al del siguiente estado más alto, Nueva Jersey, que tenía 6.150 en ese momento. La ocultación de datos provocó la dimisión de la cúpula sanitaria del estado. A día de hoy hay reconocidas más de 15.000 muertes en residencias de ancianos y se supera el número de 47.000 victimas de coronavirus en el estado de Nueva York.

Dos investigaciones en curso

El gobernador del estado de Nueva York también se enfrenta a tres denuncias de mujeres por acoso y abuso sexual conocidas en los últimos días. El gobernador se defendió este jueves en una rueda de prensa en la que asumió que su comportamiento podía haber causado daño en las mujeres y se disculpó por ello, aunque insistió en que no pensaba dimitir hasta esperar las conclusiones de las investigaciones. Lo realmente relevante de este caso es que son los propios compañeros demócratas del gobernador los que están liderando la presión política contra Cuomo para que dimita.