Portada » Los 5 problemas ortopedicos mas comunes en bebes y niños
Salud

Los 5 problemas ortopedicos mas comunes en bebes y niños

Los problemas ortopédicos comunes en los bebés
Los problemas ortopédicos comunes en los bebés

Los problemas ortopédicos en bebés y niños son un problema común. Algunas de estas condiciones se corrigen por sí mismas a medida que continúa el crecimiento. Otros persisten o se desarrollan y pueden convertirse en trastornos graves.

Los padres deben permanecer atentos si sus hijos tienen problemas ortopédicos frecuentes. Sin embargo, no necesita preocuparse ni tener miedo. Muchas afecciones parecen serias, pero en realidad no lo son.

Lo indicado es consultar al médico para que sea él quien indique los pasos a seguir. Casi siempre es apropiado esperar a que el tiempo lo resuelva todo. A continuación, hablaremos de los problemas ortopédicos más habituales que se encuentran en los menores.

5 problemas ortopédicos comunes.

Niño recogiendo juguetes

Existe una gran cantidad de anomalías ortopédicas que pueden ocurrir al nacer o aparecer en los primeros años de vida. Sin embargo, algunos son bastante comunes. Entre ellos, destacan cinco, de los que hablaremos a continuación.

1. Pies planos

Este es uno de los problemas ortopédicos más comunes que afectan a los menores. De hecho, casi todos los bebés nacen con pies planos y el arco solo se forma a medida que crecen. En algunos casos, sin embargo, el arco no se forma completamente por sí mismo, y luego hablamos de pies planos en el sentido más estrecho.

En realidad, los pies planos no son un problema. No hay evidencia de que esto afecte la capacidad del niño para caminar o hacer ejercicio con normalidad. Solo en los casos en que esta afección causa dolor, los médicos recomiendan el uso de plantillas especiales en los zapatos.

2. Cargar el peso de los pies sobre los dedos

Esta anomalía ocurre cuando los niños andan de puntillas. Esto es común cuando están aprendiendo a caminar, en el período entre 1 y 3 años de edad. Lo habitual es que abandonen este hábito alrededor de los 2 años. Sin embargo, algunos continúan caminando de esta manera después de esa etapa.

Si solo se ponen de puntillas de vez en cuando, está bien. Si es tu forma habitual de caminar, es necesario consultar con el pediatra. En estos casos, puede haber un problema neurológico como la parálisis cerebral. Si no hay ningún trastorno adicional, se requerirá tratamiento para que el niño adopte una marcha normal.

3. Problemas ortopédicos habituales: pies en varo

Hablamos de pies en varo cuando están torcidos hacia adentro. Es necesario aclarar que los bebés presentan esta condición cuando comienzan a ponerse de pie. Esto suele ocurrir entre los 8 y los 15 meses de edad. Si la anomalía persiste después de esto, se considera un trastorno.

Lo habitual es que los pies en varo sean el resultado de un giro de la cadera hacia dentro. Esto se llama anteversión femoral. En la mayoría de los casos, esta condición no afecta el movimiento o el desarrollo normal de las actividades del niño. Lo habitual es que todo vuelva a la normalidad con el tiempo.

4. Piernas arqueadas

Las piernas arqueadas son otro problema ortopédico común en los niños, que también se llama genu varum. En estos casos, existe una curvatura exagerada desde la rodilla hacia afuera y hacia abajo. Muchas veces este problema se corrige de forma natural.

Si la anomalía persiste después de 2 años o afecta solo a una pierna, puede haber un problema más grave: raquitismo o enfermedad de Blount. El raquitismo es un problema de crecimiento óseo que surge como resultado de la deficiencia de vitamina D.

La enfermedad de Blount es un trastorno del hueso de la tibia que causa un crecimiento anormal del hueso. En esos casos, se requiere un tratamiento ortopédico especializado. Las piernas arqueadas también se pueden heredar.

5. piernas en “x”

Las patas en “x” o genu valgum están presentes en casi todos los niños, pero de forma moderada. Ocurre entre los 3 y los 6 años de edad, ya que en esta etapa ocurre un proceso natural de alineación de las piernas.

Por lo general, las piernas se estirarán solas con el tiempo, por lo que rara vez se requiere tratamiento. Si la “x” es muy pronunciada en las piernas o persiste después de 6 años, debe comentarlo con el médico.

¿Cómo diagnosticar estas condiciones?

El diagnóstico de problemas ortopédicos comunes en bebés y niños generalmente se realiza mediante un examen físico en el consultorio del pediatra. Pruebas adicionales como radiografías, tomografía computarizada, ultrasonido, electromiografía o resonancia magnética sólo se requieren en casos especiales.

Muy a menudo, el médico observa la extremidad afectada y, a veces, le pide al niño que camine. Si tiene pies planos, es posible que deba caminar de puntillas. Cuando se pone de puntillas, simplemente se observa el andar natural del pequeño.

Los pies en varo se diagnostican observando la forma y posición del pie. Las piernas arqueadas implican examinar la marcha y el andar y, a veces, solicitar pruebas de imagen. Estos últimos son la ruta de diagnóstico principal para las piernas en  “x”.

Una consulta pediátrica es la mejor opción Los problemas ortopédicos comunes también incluyen otras afecciones que son relativamente comunes, como el pie “externo”, el astrágalo o el pie “superior”, o el pie zambo que es en varo pero rígido. Con todo esto es importante observar en detalle el desarrollo de la marcha en los niños. En caso de duda, se recomienda consultar al pediatra para evaluar la situación. Como en tantos otros casos, la detección y la atención precoces pueden ser de vital importancia.