Portada » Lesiones por esfuerzo repetitivo: Como prevenirlas y tratarlas.
Estar en forma

Lesiones por esfuerzo repetitivo: Como prevenirlas y tratarlas.

Lesiones por esfuerzo repetitivo
Lesiones por esfuerzo repetitivo

Las lesiones son un asunto bastante preocupante en el campo deportivo, y frecuentemente no tienen por qué producirse precisamente por un desplazamiento dañino, sino que tienen la posibilidad de producirse por movimientos repetitivos que van sobrecargando huesos, tendones y articulaciones.

Este problema, que se sabe como lesión por esfuerzo repetitivo, pasa una vez que los movimientos reiterados ocasionan mal en una composición del cuerpo, y por esto es correcto que conozcas lo que puedes hacer para prevenirlas.

.

Cómo se generan las lesiones por esfuerzo repetitivo.

Si notas dolor, enrojecimiento e inflamación, y practicas comúnmente un deporte cuyos gestos se repiten de forma continuada es viable que estés sufriendo una lesión de esta clase.

Sea como sea, debería ser un profesional cualificado quien diagnostique esta clase de inconvenientes por medio de las pruebas usuales que se conducen a cabo en dichos casos, que son las resonancias magnéticas y las radiografías.

Aun cuando cualquiera puede padecer lesiones por esfuerzo repetitivo, el conjunto de la población más propenso a sufrirlas son los jóvenes, ya que estas tienden a pasar más comúnmente en las zonas cercanas a los cartílagos de crecimiento, que aún no son tan resistentes como lo son en fases más tardías.

Lesion Escapula Medico Doctor Hombro

Este cartílago es más débil y está situado en el extremo del hueso, por lo cual es propenso a recibir parte importante de los impactos y del daño que tienen la posibilidad de generar los movimientos repetitivos.

Quienes entrenan con una frecuencia o un volumen excesivamente alto, quienes entrenan siguiendo una técnica inapropiada, o quienes ya poseen ciertas debilidades gracias a lesiones anteriores, además son en especial susceptibles a padecer esta clase de lesiones.

Cómo lidiar con las lesiones por esfuerzo repetitivo

Claramente, lo mejor que se puede hacer para lidiar con esta clase de inconvenientes es intentar de prevenirlas todo lo posible. Tendremos que ser en especial cautelosos con la técnica de los movimientos y deberemos prestar atención a las probables señales que puede enviarnos nuestro cuerpo humano.

Esto significa que frente a cualquier tipo de dolor deberíamos pararnos a evaluar si nuestra técnica es adecuada o si realmente estamos aceptando un volumen de entrenamiento conforme a nuestras propias habilidades.

Terapia de frío.

El frío puede contribuir a minimizar la inflamación con la que cursa la lesión, y ya que es algo que cuesta bastante poco poner en marcha, vale la pena que lo valores.

En caso de que vayas a realizarlo, utilizar frio a lo largo de 15 min cada 2 o 3 horas podría ser lo ideal.

Terapia física.

Algo que puedes hacer además es recurrir a la terapia física por medio de terapia manual o por medio de la utilización de rodillos y pelotas de automasaje.

Esto te ayudará a incrementar la irrigación de sangre al tejido lesionado, proporcionándole oxígeno y nutrientes que tienen la posibilidad de facilitar la recuperación, sin embargo más que nada abstente de recurrir a dichos protocolos en caso de que sufras dolor.

Uso de antiinflamatorios.

Los antiinflamatorios además tienen la posibilidad de ayudarte a minimizar el dolor y la inflamación, aun cuando tampoco es correcto que abuses de ellos debido a que tienen la posibilidad de interferir con las ganancia que crea el propio ejercicio.

Sigue las instrucciones de cada medicamento y no excedas la dosis ni la frecuencia recomendada y así tendrás la posibilidad de acelerar la recuperación y volver a los entrenamientos cuanto antes.

Medicamentos Antiinflamatorios

Descanso activo.

La inactividad no es una elección; es correcto parar de ejecutar a lo largo de una época el deporte que nos ha provocado la lesión, sin embargo obviamente este problema no va a solventarse esperando sin hacer nada.

A medida que tanto puedes aprovechar para ejecutar el integrante contralateral al lesionado, para mejorar otras habilidades (movilidad, técnica…), o para sencillamente continuar procurando de mantenerte en forma en tus habilidades.