Portada » Las recetas de nuestros padres: coquitos, un dulce bocado con tres ingredientes
Nutrición

Las recetas de nuestros padres: coquitos, un dulce bocado con tres ingredientes

coquitos, un dulce bocado con tres ingredientes
coquitos, un dulce bocado con tres ingredientes

DirectoAlPaladar

Cuando tuve que pensar una receta de esas que a mi padre le encantaran, os tengo que confesar, no fue fácil. Mi padre pasaba por cuestiones de trabajo grandes temporadas fuera de casa, por lo que cuando estaba de vacaciones nunca cocinaba ni era de los que pedía platos especiales. Sin embargo, si que hay un dulce que le apasionó, un bocadito sencillo, pero lleno de sabor, los coquitos, y es que era un gran fan del coco en todas sus versiones, pero especialmente de estos dulces que comprábamos habitualmente en una antigua pastelería ya desaparecida en la ciudad de A Coruña, y que vendían envasados en pequeñas bolsas de celofán.

Desde hace unos años he descubierto que son tan fáciles de preparar, que yo ya los hago habitualmente en casa. Tan solo necesitaréis tres ingredientes y unos escasos minutos de horno, para conseguir estos exquisitos bocaditos de coco. ¿Os vais a quedar sin probarlos?

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Azúcar250 g
  • Huevo (unas 3 unidades sin cáscara)165 g
  • Coco rallado250 g

Cómo hacer coquitos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total23 m
  • Elaboración15 m
  • Cocciónm

Comenzaremos precalentando el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Preparamos dos bandejas de horno forradas con papel de horno o una lámina de teflón.

En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que estén ligeramente blanquecinos. Añadimos el coco rallado y con una espátula de silicona vamos envolviéndolo hasta que se forme una masa blanda.

coquitos

Hacemos con las manos pequeñas bolas de unos 20 g de peso y las colocamos en la bandeja. Horneamos durante 7 u 8 minutos, hasta que estén doradas. Retiramos, dejamos que enfríen encima de la placa.

Con quié acompañar los coquitos

Un buen sofá, un libro entretenido, un Oporto y unos cuantos coquitos eran algunas de las cosas que necesitaba mi padre para ser feliz durante sus ratos de descanso. Ahora vosotros, con esta receta, podéis disfrutar de estos bocaditos deliciosos en tan solo 20 minutos. Os los recomiendo.