Portada » La partida de futbolín del rey Felipe, Pedro Sánchez y Moreno Bonilla antes de la final de la Copa del Rey en Sevilla
Nacional

La partida de futbolín del rey Felipe, Pedro Sánchez y Moreno Bonilla antes de la final de la Copa del Rey en Sevilla

Imagen de la partida de futbolín difundida por Casa Real.
Imagen de la partida de futbolín difundida por Casa Real.

NIUS Diario

  • Las autoridades que asistieron a la final de la Copa del Rey en Sevilla en la noche de este sábado se divirtieron jugando al futbolín en la previa

  • Pedro Sánchez y Moreno Bonilla compitieron contra el rey Felipe VI y Javier Imbroda, Consejero de Educación y Deporte andaluz

  • Las instantáneas de la partida se han viralizado

Antes de que se disputara la final de la Copa del Rey de fútbol en el Estadio de la Cartuja de Sevilla entre el Barcelona y el Athletic Club, las autoridades que asistieron al encuentro tuvieron tiempo de divertirse. En la previa del encuentro, Su Majestad Felipe VI pudo visitar las instalaciones del recién inaugurado Museo del Deporte del mismo estadio. En esa visita estuvo acompañado por Pedro Sánchez, por el presidente de la Junta de Andalucía, Moreno Bonilla, y otras autoridades como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, o el Consejero de Educación y Deporte andaluz, Javier Imbroda.

El acto colofón de esa visita institucional previa a la final fue una partida de futbolín que ha acaparado todas las miradas y que se ha hecho viral en redes sociales. Y es que no deja de ser llamativo ver a Pedro Sánchez y Moreno Bonilla compitiendo contra el rey Felipe VI en un ambiente tan distendido que dista tanto de la crispación habitual entre la clase política española.

Las fotografías, difundidas por la Casa Real, se han hecho virales en redes sociales, y han sido también compartidas por los propios dirigentes que participaron o asistieron a esta particular partida de futbolín. “Comparto un instante distendido y divertido”, publicaba Moreno Bonilla en sus redes sociales, en relación a una fotografía del instante en el que el rey Felipe VI y Javier Imbroda lamentaban un gol en contra.