La Moncloa publicó un comunicado falso para salvar la tesis de Pedro Sánchez

La Moncloa publicó un comunicado falso para salvar la tesis de Pedro Sánchez

El Consejo de Transparencia asegura que nunca existió un informe antiplagio

El escándalo de la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, continúa creciendo entre irregularidades y mentiras. El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno(CTBG), órgano encargado de promover la transparencia en la actividad pública, ha confirmado esta semana que en La Moncloa nunca existió un informe antiplagio. Es más, nadie parece haber visto nunca el resultado del test. El 14 de septiembre, sin embargo, se emitió un comunicado por los canales del Gobierno defendiendo lo contrario para proteger a Sánchez. Suma y sigue.

A la lista de plagios de la tesis del presidente del Gobierno, revelados por ABC, y que estaban siendo analizados en una comisión de investigación del Senado que ha finalizado por el adelanto electoral, hay que añadirle ahora la instrumentalización de La Moncloapara difundir un informe que nunca vieron. Un montaje elaborado de cara a la opinión pública para intentar frenar el daño del escándalo.

«Esgrimen un informe no oficial, que no se sabe si existe, ni con qué dinero se pagó ni si se pagó»

El CTBG respondió esta semana a una petición de información de EsDiario y aseguró que «no ha habido actuación pública en el proceso de verificación de la autenticidad de la tesis del presidente del Gobierno», así como que La Moncloa nunca encargó ningún un informe antiplagio. No obstante, en la nota publicada por la web oficial se aseguraba que «la tesis del presidente supera ampliamente los softwares de coincidencias» y que el trabajo había sido analizado por los programas Turnitin y PlagScan. Pero no era cierto.

Según explica el Consejo de Transparencia en su respuesta, a la que ha tenido acceso ABC, «el software utilizado no se ha costeado con dinero público y las comprobaciones de la autenticidad de su tesis no habían sido realizadas por la Secretaria de Estado de Comunicación ni por órgano alguno de la Presidencia». Es decir, Sánchez esgrimió un informe no oficial, que aún no está probado que exista, ni con qué dinero se pagó la licencia ni si realmente se pagó. La respuesta del CTBG se suma además a otra fuente oficial con la que se desmonta la coartada de Sánchez.

Dos pruebas oficiales

La vicesecretaria general de la presidencia del Gobierno, Hilda Jiménez Núñez, según publicó EsDiario en diciembre, también respondió a un informe realizado por dicho medio y reconoció que La Moncloa no encargó el informe antiplagio y que nadie lo había supervisado ni visto como se difundió en la nota institucional.

Jiménez Núñez esgrimió el carácter privado del asunto para excusarse: «El análisis de la tesis doctoral de D. Pedro Sánchez Pérez Castejón, fue efectuada dentro de su ámbito privado y particular, por lo que, ni la Secretaria de Estado de Comunicación, ni ningún otro órgano de la Presidencia del Gobierno han realizado análisis, ni emitido informes o documentos en relación el uso de las herramientas Turnitin y PlagScan».

El Gobierno intentó abordar el informe antiplagio como un asunto personal para no publicarlo. Pero luego, en una segunda petición de información por parte de EsDiario, la Secretaría General de la Presidencia se vio obligada a reconocer, al igual que admitió el CTBG, que nadie había visto el supuesto test. Preguntados sobre cómo había presentado Pedro Sánchez los resultados, la Secretaría General de la Presidencia respondió lacónica: «No hay otra información adicional a la ya solicitada». Quizá porque no se hizo nunca o quizá porque es mejor no enseñarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.