Portada » La imbecilidad de un edil de la CUP: Joan Coma incita a toser a los militares en la cara
Noticias

La imbecilidad de un edil de la CUP: Joan Coma incita a toser a los militares en la cara

El tipo es otro sujeto contagiado por la imbecilidad, por el antiespañolismo y también por la cobardía.

Joan Coma i Roura, un concejal del partido antisistema de las CUP en la localidad barcelonesa de Vic, está que rabia con la decisión de que el Ejército vaya a Cataluña, como ya lo ha hecho en otras autonomías y municipios españoles, para ayudar en las tareas de control del coronavirus.

A semejante sujeto no se le ha ocurrido mejor idea que, al igual que hacen muchos de su calaña, encaramarse al Twitter y expresar sus pensamientos más primarios y salvajes sobre la estancia de militares en su comunidad autónoma.

El individuo, que luego viendo la que se le venía encima borró el tuit de la discordia, puso en la red social del estornino que si se veía al Ejército había que abrazarlo y toserle en la cara, así igual ya no volvían más.

El problema para Joan Coma i Roura es que, por mucho que eliminase el mensaje, las capturas quedan y, sobre todo, en modo caché aún se puede leer el desvergonzado tuit que, para que juzguen ustedes mismos, es este:

UN ELEMENTO DE MUCHO CUIDADO

Este edil de las CUP no es nuevo en estas lides de enfrentarse a España y a lo que representan todos sus símbolos, empezando por el Ejército.

En el año 2017, unos meses antes de que se procediera al referéndum ilegal de independencia de Cataluña, Joan Coma era detenido por orden del juez Ismael Moreno y trasladado a la Audiencia Nacional por parte de la Guardia Civil.

No solo se le retiró el pasaporte y estuvo detenido durante 24 horas, sino que se le acusó de un delito de desobediencia.

En una entrevista en RAC 1 no tenía el más mínimo empacho de soltar perlas de este calibre después de que alentara a la sedición en el pleno del Ayuntamiento de Vic:

Entendemos la desobediencia como una herramienta para forzar un cambio de autodeterminación que también mejorará la democracia de todo el Estado.

Por supuesto, las redes han terminado de desenmascarar a este sujeto, al que han ‘regalado’ epítetos de toda clase y condición: