La Guardia Civil estalla: ningunea a Marlaska y monta un dispositivo para ‘tomar’ Cataluña

Guardia Civil

Cuentan a Periódico Información que en contra del criterio del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el alto mando de la Guardia Civil ha enviado 350 antidisturbios a Cataluña para reforzar el dispositivo de seguridad ante posibles incidentes derivados de la sentencia del ‘procés’, que se conocerá en los próximos días. Sumados a los agentes de la Policía Nacional, serán 1.500 los efectivos que ya están llegando a Cataluña.

El dispositivo ha ‘pasado por encima’ al ministro gracias, esta vez, a su condición de “en funciones”porque él mismo –apuntan a PD las mismas fuentes- es conocedor de sus limitaciones y se ve con falta de autoridad moral para contradecir la opinión de los expertos en ‘inteligencia’ y operativos del Instituto Armado.

Así que los agentes se sumarán al dispositivo diseñado por el Ministerio del Interior en apoyo a los Mossos d’Esquadra para hacer frente a posibles incidentes coincidiendo con la sentencia del Supremo contra los líderes políticos del ‘procés’ independentista.

Los agentes de seguridad ciudadana de USECIC y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil se sumarán a los de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que han sido enviados a Cataluña desde el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. Fuentes de Interior han explicado que, en todo caso, la Policía y la Guardia Civil actuarán «en el ámbito de sus competencias y en coordinación con los Mossos d’Esquadra«.

Los Mossos han activado a todos sus antidisturbios de la Brigada Mòbil (Brimo) y el Área Regional de Recursos Operativos (Arro) de cara a las movilizaciones anunciadas desde el segundo aniversario del 1-O, según trasladaron la Jefatura del cuerpo a los sindicatos en una reunión. La Policía Nacional también ha movilizado a una treintena de grupos de ‘antidisturbios’, en un dispositivo que puede alcanzar el millar de efectivos sobre el terreno.

El dispositivo policial se irá evaluando, con posibilidad de ser modificado al alza, teniendo en cuenta si grupos independentistas cumplen finalmente con los llamamientos de diferentes plataformas como Tsunami Democratic de responder con movilizaciones en la calle a la sentencia del ‘procés’, y si dichas concentraciones toman un cariz violento.

Entre las funciones de la Guardia Civil figura «mantener unos niveles adecuados de autoprotección para las infraestructuras propias y garantizar el normal funcionamiento de servicios esenciales en esa comunidad autónoma».

Los agentes trasladados a Cataluña proceden de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla-León, así como de ocho comandancias. La posibilidad de incidentes aumentó, según informes policiales, desde que fueron detenidos por la Guardia Civil nueve integrantes de los CDR en una operación ordenada por la Audiencia Nacional y la Fiscalía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.