Periódico Información

El periódico de España

La Fiscalía pide al Supremo que archive todas las querellas contra el Gobierno por su nefasta gestión de la pandemia

La Fiscalía se posiciona a favor del Gobierno

La Fiscalía General del Estado, controlada por la socialista Dolores Delgado, ha enviado este lunes al Tribunal Supremo un informe que más de 300 páginas con el que solicita que el archivo de todas las querellas presentadas por la formación política VOX y asociaciones como JUCIL, Colectivo Profesional de Policía Municipal de Madrid, Asociación de Médicos Titulados Superiores, Central Sindical Independiente de Funcionarios (CESIF) y Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España entre otras, contra el Gobierno de Pedro Sánchez por la nefasta gestión de la pandemia del Covid-19. La Fiscalía habría examinado todas las querellas, una a una, para determinar que todas ellas deben ser archivadas por el Tribunal Supremo.

Como informamos, el informe presentado por la Fiscalía controlada por Dolores Delgado es de más de 300 folios concluye que «no existen fundamentación suficiente» para que «los hechos denunciados puedan ser constitutivos de delito alguno». Además, el Ministerio Fiscal no cree que el Gobierno haya actuado ante la pandemia con improvisación: «Las reglas de la lógica y la sana crítica permiten concluir que resulta sencillamente imposible afirmar que nuestras administraciones debieran haber previsto un escenario como el que finalmente se produjo».

En la gran mayoría de las querellas, los delitos de los que se acosa al Gobierno de Pedro Sánchez son los de «homicidio, imprudencia temeraria, prevaricación y delito contra la seguridad de los trabajadores».

En el informe, la Fiscalía insiste en que los hechos denunciados no pueden incluirse en los tipos penales mencionados anteriormente. Además, tampoco se considera suficiente el análisis que en algunas querellas se realiza en relación a la compra de mascarillas por parte del Gobierno. Luis Navajas, teniente fiscal del Tribunal Supremo y número dos de la Fiscalía, firma el dictamen en el que se asegura que las cuestiones que aparecen en las querellas «no constituyen un material indiciario suficiente para apoyar las acusaciones que se formulan».

«Tampoco se aporta elemento probatorio alguno que avale razonablemente el objeto de la querella. Así, incluso en los únicos hechos a los que podríamos atribuir la condición de concretos, que serían los referidos a cuatro de los fallecidos, no se acredita con un mínimo de prueba si los mismos fallecieron por Covid-19, en qué circunstancias, ni se hace una mínima exposición que nos pueda permitir la lógica conexión causa-efecto», reza el informe poniendo en duda la muerte de cuatro guardias civiles por Covid-19.