Portada » Investigadores de Málaga emplean la inteligencia artificial para predecir el comportamiento de nuevos virus
Salud

Investigadores de Málaga emplean la inteligencia artificial para predecir el comportamiento de nuevos virus

clipping_9eNQiQ_

Marta Alvares-NIUS Diario

  • Investigadores del departamento de Lenguajes y Ciencias de la Computación de la Universidad de Málaga han diseñado una herramienta de Inteligencia Artificial geoespacial que ayudará a los epidemiólogos a controlar futuras pandemias

  • Recoge información como datos sanitarios, de contagios o de movilidad, los ordena geográficamente y analiza mediante para encontrar modelos de conducta que se repiten

Pensar en Inteligencia Artificial (IA) aplicada a pandemias podría sonar hace unos meses a película de ciencia ficción. Sin embargo, el coronavirus ha cambiado el guion y la que llaman ‘la inteligencia de los ordenadores” tiene cada vez más impacto en la lucha contra la covid.

Hasta ahora se ha utilizado, sobre todo, en aplicaciones sanitarias pero investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) han dado un paso adelante en su uso. Desde el departamento de Lenguajes y Ciencias de la Computación han creado una herramienta de Inteligencia Artificial geoespacial capaz de identificar patrones de comportamiento de nuevos virus. “Esto permitirá, por ejemplo, evitar un nuevo confinamiento total en el futuro”, explica a NIUS el profesor Francisco López Valverde, que lidera el Laboratorio de Inteligencia Artificial Aplicada de la UMA.

La herramienta recoge información relevante sobre una posible pandemia como datos sanitarios, de contagios o de movilidad que ordena geográficamente. Con toda es información hace un Big Data y la Inteligencia Artificial va encontrando modelos de conducta que se repiten. Patrones que permitan a los expertos frenar futuras pandemias. “El objetivo es ayudar a los epidemiólogos a controlar la expansión de futuros virus como la covid”, señala López Valverde. “Se les da un trabajo ya precocinado que permita actuar con rapidez”, apunta.

La actual crisis sanitaria, señala este investigador, es fruto, en parte, al desconocimiento que se ha tenido del comportamiento del coronavirus. “El gran problema viene cuando las autoridades tienen que actuar para poder frenar el virus y realmente no hay base científica en la que apoyarse. Ahora, esta herramienta puede ayudar a tomar esas medidas efectivas que permitan un equilibrio razonable entre salud y economía”, explica López Valverde.

Este proyecto comenzó analizando la incidencia del virus en lugares con aeropuertos internacionales. “Vimos que no en todos había una alta incidencia y nos dimos cuenta de que la movilidad no implicaba, por sí sola, el contagio, sino que había más factores. Luego se supo que se debía a la transmisión por aerosoles pero con esta herramienta se podía haber detectado antes“, reconoce.

Para ello, han estudiado, por ejemplo, la diferente incidencia del virus entre localidades con bares interiores, en zonas del norte de España, y las que tienen terrazas, más propias del sur. “Se trata de delatar al virus con datos empíricos para evitar trabajar a ciegas como ha ocurrido con esta pandemia”, resume el profesor.

La inteligencia artificial para el estudio de epidemias pasadas, presentes y futuras, con el fin de abordar problemas relacionados con la salud humana. “Es una de las funcionalidades más importantes que le podemos dar a la tecnología”, señala este equipo de investigadores que espera que esta nueva herramienta ayude a evitar otras pandemias cuando ganemos la batalla a esta.