Portada » Hunter Biden relata su lucha contra las drogas en un libro mientras es investigado por delitos fiscales
Internacional

Hunter Biden relata su lucha contra las drogas en un libro mientras es investigado por delitos fiscales

Hunter Biden, hijo del Presidente de Estados Unidos
Hunter Biden, hijo del Presidente de Estados Unidos

Pilar Ramírez López – NIUS Diario

  • Los problemas con las drogas y la justicia del hijo del Presidente de Estados Unidos se trasladan a la Casa Blanca

El segundo hijo del presidente de Estados Unidos, Hunter Biden, vuelve a la actualidad con la publicación este martes de un libro en el que repasa su adicción a las drogas, los problemas personales y la lucha que ha mantenido con sus propios demonios. Una actividad que discurre de forma paralela a la investigación de la que está siendo objeto por parte de las autoridades federales, por posibles violaciones de la ley tributaria.

Hunter Biden, de 51 años, ya fue objeto de investigación por parte del Senado por su participación en Burisma, una empresa ucraniana de gas, al mismo tiempo que su padre supervisaba la política estadounidense en ese país como vicepresidente. Durante esa época, Hunter recibió 4 millones de dólares de esa empresa y otras cantidades procedentes de Rusia y China, que están siendo rastreadas por si dichas transacciones y otras hubieran violado las leyes fiscales y de lavado de dinero.

Investigación federal

La investigación comenzó en 2018 y se vio espoleada por la documentación encontrada en un portátil a finales de 2019, que podría ser propiedad de Hunter Biden, según dijo el reparador de ordenadores de Delaware que comunicó su hallazgo. El FBI se hizo cargo de dicho portátil pero no ha sido hasta el final de las elecciones presidenciales, que ganó su padre, cuando la investigación ha entrado en una nueva fase.

“Todo lo que puedo hacer es cooperar y confiar en el proceso”, dijo al respecto el protagonista durante una reciente entrevista con la cadena CBS. “Ayer supe por primera vez que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Delaware informó a mi asesor legal de que estaban investigando mis asuntos fiscales, dijo también a través de un comunicado.

Reacción del presidente

Durante la entrevista, la periodista Tracy Smith intentó saber la reacción de Joe Biden sobre la situación de su hijo. ¿”Hubo alguna vez que pensaras que tu padre se daba por vencido contigo”?, preguntó. “Nunca, ni una vez”, dijo Hunter. “Hablamos todas las noches, llama a cada una de mis hijas y habla con todos cada día. Es algo que siempre ha hecho quizá porque él, como yo, sabe lo que es levantar el teléfono y no poder hablar con su hijo”, añadió.

Esta cercanía entre ambos ha dado lugar a cierta desconfianza sobre la imparcialidad del Departamento de Justicia, que tuvo que ser desmentida por el propio presidente comprometiéndose a mantener un departamento independiente y libre de influencia política. Así, durante una entrevista mantenida con la CNN, Joe Biden aseguró que no iba “a decir lo que tienen y no tienen que hacer, ese no es mi papel porque no es mi departamento de Justicia, sino el de los ciudadanos”.

Infancia marcada

Hunter y su hermano mayor Beau sobrevivieron a un accidente de coche que, en 1972, acabó con la vida de su madre y hermana. Joe Biden, un recién elegido senador de Estados Unidos en ese momento, tuvo que jurar su cargo dentro de la habitación del hospital en la que se recuperaban.

Mientras Beau se convertía en veterano de guerra y Fiscal General de Estado, Hunter se licenció en Derecho por la Universidad de Yale pero fue expulsado de la Reserva de Marina por consumir drogas. La muerte de Beau, en 2015, por un cáncer cerebral, acentuó su deriva y caída en la adicción del crack y el alcohol.

En 2019 contrae matrimonio con una productora de cine sudafricana, Melissa Cohen, y se rehabilita de sus adicciones. Es lo que relata en “Cosa bonitas”, el libro que detalla su manejo de las tragedias familiares y la lucha contra sus dependencias, que acaba de ver la luz.

Otros problemas

En estos momentos, además de estar inmerso en una gira promocional del libro que lleva por título la frase que compartían ambos hermanos, para recordar la parte buena de la vida, Hunter afronta investigaciones que van más allá de los delitos fiscales. En 2018, en el peor momento de su consumo de drogas, informó de que la viuda de su hermano se deshizo de un arma de su propiedad, lo que podría meterle aún en más problemas.

“Cuando me enteré de que ella había tirado el arma a la basura, llamamos a la policía, que la recuperó en unas horas”, declaró al respecto. “Supongo que quería protegerme”, añadió, dejando entrever que no era una persona apta para adquirir un arma durante ese tiempo. Un incidente que se suma a una larga lista de problemas que no sólo han llenado de preocupación a la figura paterna de Joe Biden sino que han ensombrecido su mandato.