Portada » Hermann Tertsch se burla por el fallido «publirreportaje» de Ana Pastor a Lula: «La Ferreras quiere blanquear al ladrón»
Noticias

Hermann Tertsch se burla por el fallido «publirreportaje» de Ana Pastor a Lula: «La Ferreras quiere blanquear al ladrón»

La entrevista de Ana Pastor al expresidente de Brasil, Luiz Inacio ‘Lula’ Da Silva, fue un reportaje publicitario y de los largos, y así lo expresó Hermann Tertsch.

Es una costumbre de los trabajos periodísticos de laSexta, promover a los políticos de la izquierda latinoamericana, da igual que sean corruptos o violadores de derechos humanos, porque constantemente promueven a sus amigos de ideología. Así lo hizo El Objetivo el pasado domingo 9 de febrero de 2020.

Desde allí, Lula aprovechó toda la exposición mediática para hablar de lo injusta que ha sido la justicia de su país, y luego hizo responsables a los enemigos de siempre, a la derecha y a Estados Unidos.

«El juez Moro y el fiscal Dallagnol son mentirosos y crearon casi una banda para juzgar al Partido del Trabajador«, dijo Lula para justificar las sentencias en su contra y las investigaciones que aún se mantienen.

También hablo de Bolsonaro, a quien señaló por destruir «las empresas brasileñas en beneficio de las compañías americanas».

«Están destruyendo Petrobras porque tiene la mayor reserva de petróleo del siglo XXI y las petroleras, sobre todo las americanas, no pueden permitir que un país como Brasil tenga tanta cantidad», dijo Lula para tratar de impulsar un discurso del miedo.

Pero los dardos no eran exclusivos para el actual mandatario de Brasil, también destacó el interés del los americanos para «Meter mano, como hicieron en Irak, en Libia, y como han hecho a lo largo de los años. Crean guerras, peleas e intrigas a causa del petróleo«.

«Seguiré trabajando y peleando para demostrar que mis acusadores son mentirosos. Si tuvieran una prueba me podrían desmoralizar políticamente, que muestren una sola prueba en la ONU, no hay problema. Mis juicios son una vergüenza y van contra cualquier actividad jurídica del mundo», dijo el líder del Partido de los Trabajadores.

«Dejen de opinar», opina Lula

La crisis política y humanitaria que sufre en Venezuela no podía pasar por alto, Lula Da Silva fue un amigo muy cercano de Hugo Chávez y mantiene relaciones cercanas con el dictador Nicolás Maduro.

Por esta razón, considera que los propios venezolanos son quienes deben «encontrar el camino democrático en libertad y poder vivir en paz», sin que otros intervengan, con esto Lula se inclina a dejar que la dictadura someta a los venezolanos.

«¿Venezuela tiene un problema? Dejen que encuentren la solución, dejen de opinar», opinó el exmandatario.

Como no podía ser de otra forma, el brasileño manifestó su rechazo al reconocimiento de Guaidó, «cómo puede ser que Estados Unidos, Alemania o Francia… acepten a un ciudadano que no ha sido elegido».

Por esto, decidió obviar lo que dicta la Constitución de Venezuela y el cargo de presidente del Parlamento de Guaidó para plantear su argumento: «No es que a mí me parezca mal, es que se ha autoproclamado presidente y es una equivocación, un error histórico, que le acepten… es como que yo me autoproclame presidente de Brasil».

Ana Pastor estaba encantada con su entrevistado, quien misteriosamente manifestaba los mismos argumentos que el mandamás de La Sexta, Antonio García Ferreras: «Cada vez que un país tenga un problema no puede venir otro de fuera pensando que tiene derecho a intervenir. El único que hace gestos de diálogo es Venezuela, los americanos no».

El programa pretendía exaltar la figura del político latinoamericano, que desde que salió de prisión está trabajando para reorganizar su partido y preparar una candidatura en caso de que la justicia brasileña se lo permita, por esto dijo que será candidato «si las circunstancias le obligan a serlo».

Corrupción pasiva y blanqueo de capitales

Lula ha sido declarado culpable por corrupción y blanqueo de capitales, (a espera de ratificación por el Tribunal Supremo), fue encontrado culpable por ser beneficiario de un tríplex (vivienda) en el balneario de Guarujá (Sao Paulo) ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras.

Pero no conforme con esto, el pasado mes de diciembre de 2019 se presentó un nuevo caso. Luego de que el expresidente saliera en libertad la Policía Federal confirmó la recepción de donaciones por valor de 4 millones de reales (987.654 dólares) de la constructora Odebrecht al Instituto Lula entre diciembre de 2013 y marzo de 2014.

Por esto, el eurodiputado de Vox, Hermann Tertsch, ha citado el resultado de una reciente encuesta, en la que se ha dejado conocer que el actual presidente de Brasil cuenta con un índice de aprobación personal del 47,8 apoyo de Brasil, y que cerca del 60% de los encuestados creen que la economía del país mejorará este año en comparación con el 2019, por supuesto eso no lo iba a comentar Lula ni Ana Pastor.