Portada » Francia, como Alemania, no quiere ni ver en pintura a Sánchez: turistas fuera
Noticias

Francia, como Alemania, no quiere ni ver en pintura a Sánchez: turistas fuera

En el país vecino no entienden que se obligue a los que lleguen a España a someterse a una cuarentena de 14 días encerrados en sus hoteles.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba este sábado, muy ufano, que su Ejecutivo ya tiene planes para que, una vez superado el estado de alarma, la temporada turística en España no sea una auténtica catástrofe a consecuencia de la crisis del coronavirus.

De hecho, hoy mismo, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha afirmado que espera que en julio haya acuerdo sobre el tránsito de viajeros con Francia, Portugal o Alemania.

Sin embargo, ha sido precisamente desde Francia donde han arrojado un gélido jarro de agua a Sánchez, pues no se fían de sus políticas para compatibilizar la prevención sanitaria contra el virus con la necesidad de reactivar la industria turística.

Por sus «medidas contradictorias»

Así, la  ministra de Transición Ecológica e Inclusión del Gobierno francés, Élisabeth Borne, ha irrumpido en el debate sobre el turismo de verano con unas declaraciones en las que «invita» a sus compatriotas a no viajar al extranjero y en particular ha mencionado a España por sus medidas «contradictorias».

«No invitamos a los franceses a planificar vacaciones en el extranjero», ha afirmado Borne en una entrevista en la emisora France Inter.

«No puedo recomendar a los franceses que reserven unas vacaciones en España a día de hoy. España ha optado por abrir sus fronteras, (pero) al mismo tiempo ha establecido normas sobre las personas que llegan en avión. Es contradictorio», ha señalado en referencia a la cuarentena de 14 días para cualquier persona que llegue en avión anunciada por el Gobierno español.

Francia se suma así a Alemania, cuyo Gobierno advirtió hace varias semanas que tampoco está por la labor de enviar a sus compatriotas a hacer turismo este año. Y el destino tradicional para una inmensa mayoría de germanos es precisamente, España.