Portada » La carne, una buena fuente de antioxidantes como la coenzima Q10
Estar en forma

La carne, una buena fuente de antioxidantes como la coenzima Q10

mujer-comiendo-c

Sportlife

La carne no sólo aporta proteínas de alto valor biológico, hierro y vitamina B12, también es una buena fuente de antioxidantes como la vitamina B2, el zinc, el selenio y la coenzima Q10

 

Tendemos a pensar en la carne como una alimento rico en proteínas de origen animal y grasas saturadas, o en una fuente de hierro y vitamina B12, pero nos olvidamos que la carne también aporta otras vitaminas y minerales antioxidantes que junto a la coenzima Q10 nos ayudan a proteger a las células del daño oxidativo producido por los radicales libres.

La tendencia actual a reducir los alimentos de origen animal con dietas Plant Based, no implica ser vegetarianos y eliminar completamente los alimentos como las carnes o pescados, bastaría reducir su ingesta y escoger carnes de calidad.

Una de las dietas más saludables del mundo es la dieta mediterránea y sus beneficios han sido ampliamente demostrados en el estudio PREDIMED Y PREDIMED PLUS, y no evita la carne, simplemente reduce su consumo a 1 o 2 raciones a la semana, escogiendo cortes de carnes rojas de calidad o carnes blancas como el conejo, ave y pollo.

A continuación puedes ver que la carne es una buena fuente de antioxidantes, especialmente de la coenzima Q10, y que puedes consumir carne de calidad con moderación si no deseas seguir una dieta vegetariana, dentro de una dieta Plant Based como la mediterránea. La carne es un alimento que te ayuda a protegerte del daño producido por las radicales libres, especialmente si sigues entrenamientos de alta intensidad y tienes una vida con un alto nivel de estrés.

El estrés oxidativo es un fenómeno causado por un desequilibrio entre la producción y acumulación de especies reactivas de oxígeno (ROS) en células y tejidos. Cuando aumenta la producción de ROS, el organismo comienza a mostrar efectos dañinos en estructuras celulares importantes como proteínas, lípidos y ácidos nucleicos. Existe evidencia que muestra que el estrés oxidativo puede ser responsable, con diferentes grados de importancia, en la aparición y/o progresión de varias enfermedades como cáncer, diabetes, trastornos metabólicos, aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares(1).

Adicionalmente, factores ambientales como radiaciones ionizantes, contaminantes, rayos ultravioletas, y factores xenobióticos como fármacos antibióticos, contribuyen a aumentar en gran medida la producción de ROS, lo que provoca el desequilibrio que conduce al daño celular y tisular por el estrés oxidativo (1).

El cuerpo humano implementa varias estrategias para contrarrestar los efectos de los radicales libres y, como consecuencia, el estrés oxidativo. Para ello existen antioxidantes endógenos (elaborados por el propio organismo), como sustancias enzimáticas (superóxido dismutasa, catalasa y glutatión peroxidasa) y no enzimáticas (L-arginina, glutatión, coenzima Q-10), como también antioxidantes exógenos, principalmente introducidas por la dieta dentro de los que se incluyen la vitamina E, vitamina C, flavonoides, polifenoles, entre otros (1).

Alimentos con coenzima Q10

Alimentos con coenzima Q10

¿Qué es la coenzima Q10 y qué función tiene en el organismo? 

La coenzima Q10 es un antioxidante que el organismo utiliza para el crecimiento y el mantenimiento de las células, así como para protegerlas del daño. Se encuentra en la mayoría de los tejidos, pero con el envejecimiento, los niveles de esta enzima van disminuyendo. (2)

Datos recientes indican que la coenzima Q10 también afecta a la expresión de genes implicados en la señalización, el metabolismo y el transporte de las células. (3)

El propio organismo se encarga de sintetizar la coenzima Q10 por si mismo, sin embargo, a través de la dieta también se puede aportar cantidades de esta coenzima ingiriendo alimentos como la carne y productos cárnicos principalmente (los cereales, nueces y aceites vegetales también aportan esta coenzima, pero en menor medida), ayudando así a aumentar o mantener los niveles de ésta en el organismo. (4)

carne y salud
 

¿Qué otros antioxidantes tienen beneficios en nuestro organismo? 

La carnosina es un dipéptido compuesto por los aminoácidos beta-alanina y L-histidina. La carnosina tiene importantes funciones fisiológicas, destacando principalmente su función antioxidante. También cabe resaltar sus funciones relacionadas con aspectos cognitivos como la memoria y el aprendizaje, ya que la carnosina actúa como neurotransmisor y está presente en el sistema nervioso central. Actualmente la carnosina es considerada de gran importancia para los deportistas ya que también tiene funciones relacionadas con la contractilidad muscular, para mejorar la sensibilidad al calcio en las fibras musculares y la función reguladora del pH (5).

El organismo no es capaz de absorber directamente carnosina desde el torrente sanguíneo y, por otro lado, la síntesis de carnosina en el músculo esquelético se encuentra limitada por la disponibilidad de beta-alanina de la dieta, por lo que el aporte de este aminoácido a través de la alimentación influye directamente en las concentraciones de carnosina (5).

La beta-alanina es un aminoácido no esencial sintetizado en el hígado que puede ingerirse a través de la dieta consumiendo alimentos de origen animal, como por ejemplo la carne (5)

Un incremento del estrés oxidativo, debido a un déficit de carnosina, tiene efectos negativos al favorecer la peroxidación lipídica y de los componentes proteicos, incrementado con ello el estado inflamatorio del organismo, perjudicando la señalización de la insulina en el músculo esquelético (5).

Niveles adecuados de beta-alanina son necesarios para aumentar las reservas musculares de carnosina en el organismo, y así poder obtener sus beneficios y sus funciones, siendo estas fundamentalmente acciones antioxidantes, antinflamatorias, neuro protectoras y antienvejecimiento5 entre otras, por lo que es muy importante obtener las cantidades correctas a través de la dieta gracias a alimentos como la carne consumida en las cantidades recomendadas.

¿Qué otros nutrientes tienen función antioxidante?

Nutrientes como las vitaminas (la vitamina B2, la vitamina C, la vitamina E) o minerales como el cobre, el manganeso, el selenio y el zinc contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo (6).

beneficios de la carne
 

Antioxidantes que aporta la carne

Además de los nutrientes comentados anteriormente, la carne, además  de ser una fuente importante de proteínas de alto valor biológico y de vitamina B12, hierro, potasio, fósforo y zinc (7), también se considera fuente de ciertos antioxidantes, como, por ejemplo:

  • El solomillo de cerdo blanco e ibérico en fuente de vitamina B2, zinc y es rico en selenio (6,8).
  • El cordero y el cabrito lechal (espalda) presentan alto contenido de zinc y, además, el cabrito lechal es fuente de selenio (6,9).
  • El conejo es rico en selenio (6,8).
  • El solomillo de ternera es fuente de vitamina B2 y de selenio, y presenta alto contenido de zinc (6,8).

Al consumir una dieta variada y equilibrada, incluyendo todos los grupos de alimentos (carne, pescado, cereales, legumbres, frutas y verduras), siguiendo las cantidades recomendadas, estaremos aportando al organismo todos los nutrientes necesarios. Pero si además, como hemos señalado,, añadimos en la alimentación la cantidad adecuada de antioxidantes, contribuiremos aún en mayor medida a mantener un buen estado de salud.