Portada » Así te ayuda una silla de inversión de Yoga a practicar las posturas cabeza abajo (y cinco opciones para hacerte con una)
Estar en forma

Así te ayuda una silla de inversión de Yoga a practicar las posturas cabeza abajo (y cinco opciones para hacerte con una)

Así te ayuda una silla de inversión de Yoga
Así te ayuda una silla de inversión de Yoga

Vitonica

Lo más probable es que si te interesa el yoga ya conozcas las posturas invertidas o cabeza abajo, pero seguramente también sepas que estas posturas son muy difíciles y complicadas.

Para empezar a practicarlas de manera cómoda y segura existen los llamados bancos o sillas de inversión de yoga, que no son más que superficies que podremos ir modificando para poder practicar correctamente.

Qué son las sillas de inversión de yoga

Los bancos de yoga cuentan con una estructura habitualmente hecha de madera (aunque también las hay de metal), y con dos cojines sobre los que apoyaremos nuestro cuerpo, siendo uno de ellos fijo y el otro extraíble.

Normalmente usaremos el cojín extraíble para apoyar la cabeza y el cojín fijo para apoyar los hombros. De esta forma nuestros brazos no tendrán que cargar con todo este peso y podremos realizar las posturas invertidas.

Cuando vayas a comprar una silla de inversión de yoga es muy importante que te cerciores de que estos cojines son cómodos y que el recubrimiento de los cojines evite que te deslices y te hagas daño.

De la misma manera, es conveniente que al adquirir el banco consultes el peso máximo que pueden soportar, porque aunque normalmente aguantan entre 150 y 200 kilos no está de más asegurarse antes de comprarlo.

inversión de yoga

Para qué sirven los bancos de inversión de yoga

Las posturas invertidas del yoga son normalmente las más complejas de llevar a cabo, y no hay duda de que un banco puede ayudarte a conseguirlo.

Estos bancos están diseñados expresamente para la práctica de la postura Sirsasana, y por ello a estos bancos también se les conoce con ese nombre.

Para utilizarlos correctamente la idea es que mantengas los hombros apoyados en todo momento, mientras la cabeza se encuentra suspendida y hacia abajo, y las manos las utilizaremos para agarrarnos al banco de modo que aumentemos nuestra estabilidad.

Ese será el punto de partida de todas las posturas que practiquemos en el banco. A partir de ahí, dependiendo de la postura que llevemos a cabo continuaremos con el movimiento de una manera u otra.

Postura Yoga Invertida
Postura Yoga Invertida

Cinco sillas de inversión de yoga que pueden interesarte.

Silla de inversión Homfa

Homfa

De color blanco y con madera de roble, la silla de inversión Homfa es muy resistente y robusta a pesar de estar hecha de madera, ya que llega a soportar hasta 150 kilos de peso.

Cuenta con un cojín de cinco centímetros y medio de grosor, por lo que cuenta con un buen soporte que permite que los entrenamientos sean muy cómodos.

Puedes conseguirlo por 89,99 euros.

FeetUp fue la primera marca que empezó a diseñar este tipo de bancos, así que no es de extrañar que este banco sea de una gran calidad.

Este banco de inversión fue diseñado en Alemania siguiendo los más altos estándares de calidad de Europa y fue manufacturado ecológicamente.

Incluye además un pequeño manual con más de 100 ejercicios que se pueden realizar con este banco, y puede ser tuyo por 139,00 euros.

Banco para Sirsasana

Banco Sirsasana

Este banco fabricado con una única pieza de acero permite que el peso corporal repose sobre los hombros, y no sobre la cabeza. Cuenta con almohadillas antideslizantes en las patas que protegen el suelo y mantienen fijo el banco, y peso menos de cinco kilos.

Puedes encontrarlo por 90,00 euros.

Silla de Yoga Longzhou

Longzhou

Esta económica y resistente silla de acero de yoga permite practicar las posturas invertidas de forma segura sin generar presión sobre la cabeza o el cuello. Puedes conseguirla por 57,49 euros.

Banco de inversión Q&Z

Banco Yoga
Banco Yoga

Este banco de inversión está fabricado con materiales respetuosos con el medio ambiente que han permitido crear una estructura que aguanta hasta 150 kilos de peso.

Cuenta con un cojín de esponja de alta densidad para evitar problemas asociados a un aumento de la presión en la zona alta de la espalda, y puede ser tuyo por 93,93 euros.