Portada » Endesa esquiva la crisis del Covid: dispara su resultado en 2020 y reparte el 100% del beneficio ordinario
Economia

Endesa esquiva la crisis del Covid: dispara su resultado en 2020 y reparte el 100% del beneficio ordinario

1614084501_711463_1614084719_noticia_normal_recorte1

CincoDias

El resultado operativo se mantiene y el Ebitda cae un 1,5%

Endesa supera el año de la pandemia con fuerte aumento de beneficios. La compañía ha comunicado ala CNMV un beneficio neto de 1.394 millones de euros, lo que dispara la cifra de 171 registrada en 2019, un 715% más. En 2019 el grupo se anotó un ajuste de activos de 1.409 millones por el cierre de las centrales de carbón. Por su parte, en 2020, la compañía ha registrado una reestimación de los activos de los Territorios No Peninsulares (TNP) de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla tras varios cambios regulatorios lo que ha supuesto un impacto negativo de 338 millones de euros. Los analistas de Bloomberg esperaban un beneficio neto de 1.760 millones de euros.

La compañía, controlada por la italiana Enel, ha señalado que para el ejercicio 2020 el dividendo por acción será igual al 100% del beneficio ordinario neto, “conforme a la actual política de remuneración al accionista”.  El porcentaje de reparto disminuirá en 2021, cuando el grupo prevé que el dividendo ordinario por acción que se acuerde repartir sea igual al 80% del beneficio ordinario. Para 2022 y 2023, el dividendo supondrá el 70% del beneficio ordinario

En los resultados operativos de 2020, el grupo ha tenido ligero impacto en sus cuentas por la pandemia, a pesar de la caída de ingresos. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.783 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,5%. La caída recoge en parte el Plan de descarbonización y la digitalización de procesos por un importe total de 244 millones de euros. De no ser por ese efecto, el resultado bruto de explotación habría aumentado un 4,8% respecto del ejercicio anterior. La cifra queda en cualquier caso por debajo de lo estimado por los analistas de Bloomberg, que esperaban un Ebitda de 3.920 millones.

El Ebit, por su parte, aumenta hasta los 1.886 millones desde los 388 millones del año anterior, un 386,1% más. Sin tener e cuenta la dotación por importe de 1.366 millones de euros en el ejercicio 2019 por deterioro registrada en las centrales térmicas peninsulares de carbón, el Ebit habría aumentado en 293 millones de euros (+13,6%).

Los ingresos de 2020 se han situado en 17.579 millones de euros, un 12,8% inferiores a los obtenidos en el ejercicio 2019. La demanda acumulada peninsular de energía eléctrica ha disminuido un 5,1% respecto del año anterior (-5,1% corregidos los efectos de laboralidad y temperatura). En los Territorios No Peninsulares (TNP) la demanda registró una disminución del 19,2% en las Islas Baleares y del 10,5% en las Islas Canarias respecto al año anterior.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, destacó que el grupo ha logrado “un sólido comportamiento operativo y financiero en un ejercicio que ha estado lleno de desafíos a todos los niveles derivados del impacto de la pandemia”.

El ejercicio, explica Endesa, se ha caracterizado por precios más bajos. El precio medio en el mercado mayorista de electricidad se ha situado en 33,96 €/MWh, con una caída del 28,8% como consecuencia, principalmente, de la disminución de la demanda y la evolución de los precios de las materias primas. La contribución de las energías renovables al conjunto de la producción peninsular acumulada durante el ejercicio 2020 ha sido del 45,5%.

La producción eléctrica de Endesa del ejercicio 2020 ha sido de 56.269 GWh, un 8,4% inferior a las de 2019. Las tecnologías no emisoras, renovables y nuclear, han representado el 69,8% del “mix” de generación de Endesa en el ejercicio 2020 (59,2% en el ejercicio 2019), frente al 80,8% del resto del sector (71,3% en el ejercicio 2019).

En cuanto al gas, la demanda convencional ha disminuido un 5,3% respecto del año anterior y, a 31 de diciembre de 2020, Endesa alcanzó una cuota de mercado del 14,3% en ventas de gas a clientes del mercado liberalizado.

Las inversiones brutas durante 2020 alcanzaron los 1.846 millones de euros, con un recorte del 16,2%. La deuda neta de la compañía, a cierre de 2020 se situó en 6.899 millones de euros, cifra que mejora la previsión inicial.

El coste promedio de la deuda se reduce sobre el nivel de 2019, desde el 1,8% al 1,7%. La ratio de deuda bruta sobre ebitda sube de 1,7 a 1,8 veces.