Portada » El sector turístico fía su reactivación a que los británicos vengan a partir de mayo
Actualidad

El sector turístico fía su reactivación a que los británicos vengan a partir de mayo

Llegada pasajeros al aeropuerto de Son San Joan de Mallorca el pasado 23 de marzo
Llegada pasajeros al aeropuerto de Son San Joan de Mallorca el pasado 23 de marzo

Carles Garcia Baena – NIUS Diario

  • “Si  Reino Unido no abriera hasta finales de junio sería un desastre. Abrir en mayo te permite salvar la temporada”, asegura la patronal hotelera de Alicante

¿Cuándo aterrizan los británicos de nuevo en España? Reino Unido despejará en aproximadamente 72 horas esa incógnita, que tiene en vilo al sector turístico de nuestro país. “Estamos esperanzados, pero tenemos que ser prudentes”, cuenta por teléfono Victoria Puche. La presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA) confía en que “a mediados de mayo los británicos puedan viajar por fin”.

El próximo lunes 12 de abril Reino Unido avanza en su desescalada, con la reapertura del comercio no esencial, como peluquerías. Ese día el grupo de expertos que asesora al Gobierno hará sus recomendaciones sobre los viajes internacionales. Ahora mismo los británicos no pueden salir de país sin una causa justificada o se exponen a multas de cerca de 6.000 eurosEl Ejecutivo de Boris Johnson preveía en un principio la reapertura el próximo 17 de mayo, aunque después se fijó en el 30 de junio. La última palabra la tendrá el grupo de expertos este lunes.

Los hoteleros de nuestro país se aferran a mayo para tratar de remontar el vuelo. “Esta Semana Santa solo hemos tenido turismo doméstico y se han cumplido las previsiones, pero el turismo doméstico da para lo que da”, explica Puche. “Hemos llegado a una ocupación del 35% en Alicante y del 70% en la playa, nos ha dado aire y ha demostrado que hay ganas de retomar los viajes”, remarca la presidenta de APHA pero añade: “necesitamos recuperar el turismo internacional”.

Pero, ¿qué supondría retrasar la reapertura todavía más? “Si Reino Unido no abriera hasta finales de junio sería un desastre. Abrir en mayo te permite salvar la temporada”, defiende Puche.

Pero los británicos no deben tener a estas alturas mucha confianza de poder viajar el mes que viene. El 58% de sus búsquedas para venir a España se concentran en los meses de julio, agosto y septiembre, 20 puntos más que hace una semanas, según el portal de reservas Destinia. Mayo apenas representa el 9%.

“Todo lo que se sea perder mes y medio es mucho tiempo. Tenemos mucha hambre. Es que esto es como el que sale del desierto”, resume Toni Mayor, presidente de la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana (Hosbec).

Los viajeros británicos son los mayores clientes del turismo en España. En 2019, los 18 millones de visitantes procedentes del Reino Unido supusieron un 23% del total de los turistas recibidos y gastaron cerca de 18.000 millones de euros.

El semáforo británico

Pero si importante es cuándo permitirá Reino Unido viajar a sus ciudadanos, todavía lo es más cómo y dónde se podrá salir del país. Porque el Gobierno británico tiene pensado poner en marcha un sistema de semáforos que clasifica a los países en función del riesgo de contraer covid si se visita. Así, los países serán clasificados con riesgo verde, ámbar o rojo. Solo los que estén en verde, se librarán de cuarentenas.

“Ahora mismo tenemos un ratio de infección en la Comunidad Valenciana que nos permitiría estar en verde”, defiende el presidente de Hosbec. Pero está por vez cómo será ese sistema de semáforos de Reino Unido: el año pasado hizo una clasificación por países y no por comunidades autónomas y por ejemplo, recomendó no viajar a España, incluido a Canarias y Baleares, que el verano pasado ambas islas tenían una incidencia baja.

En cualquier caso según Mayor, “volverá a ser un verano de última hora, en cuanto a reservas. La gente hasta el último momento no va a hacer planes. Creo que podemos salvar la temporada de verano, al menos la mitad. Aunque vamos a ver cómo salimos, porque hay muchos ERTE y despidos, habrá que ver cómo queda la demanda”.

Hace menos de un mes, el Banco de España estimaba que este verano llegarían a nuestro país 15 millones de turistas, la mitad (50%) que un año normal sin pandemia. Algo más negativas son previsiones de la autoridad independiente de responsabilidad fiscal (AIReF): este verano espera que lleguen como mucho un 40% de los turistas internacionales que venían antes de la pandemia. A finales de diciembre, la AIReF estima que el sector habrá recuperado al 65% de los turistas. La normalización total se espera en 2022.

El sector confía en cambiar pronto la tendencia después de 12 meses consecutivos con datos muy negativos. En febrero apenas aterrizaron en España 284.311 turistas internacionales, según el INE. Un desplome cercano al 94% comparado con 2020.