Portada » El Royal Albert Hall, la emblemática catedral de la cultura londinense, cumple 150 años
Cultura

El Royal Albert Hall, la emblemática catedral de la cultura londinense, cumple 150 años

El Royal Albert Hall en su 150 aniversario
El Royal Albert Hall en su 150 aniversario

Daniel Postico – NIUS Diario

  • Para celebrarlo ha anunciado una programación multidisciplinar con actuaciones de música clásica, ópera y rock que se extenderá hasta 2023

  • Está cerrado por culpa del covid por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, cuando fue bombardeado por la aviación nazi

  • Aquí fue donde Massiel ganó Eurovisión en 1968, donde Einstein dio su último discurso en Europa en 1933 y donde se vetó a Pink Floyd de por vida

En su interior se rodó la trepidante y magistral escena final de la película de Alfred Hitchcock ‘Con la muerte en los talones’. La escena en la cual James Stewart y Doris Day buscan a su hijo secuestrado mientras se celebra un concierto de una orquesta con el anfiteatro lleno. Un pistolero espera a que termine la pieza para disparar contra el primer ministro en el momento que el músico haga sonar los platillos. El Royal Albert Hall se convierte en un personaje más de la película de Hitchcock. Se trata de la más emblemática sala de conciertos londinense y tal vez del mundo, reconocible por su estructura ovalada de ladrillo rojo y su cúpula circular de 40 metros de altura. Durante la Segunda Guerra Mundial los pilotos británicos tenían su gigantesco domo como referente desde el aire. Este 29 de marzo ha cumplido 150 años.

Su construcción fue una idea del príncipe Alberto, el rey consorte, el marido de la reina Victoria, tras el éxito Exposición Universal de Londres de 1851. Con los beneficios de la exposición compró unos terrenos en South Kensington para promover las artes y las ciencias. Edificó el Museo de Historia Natural, la universidad del Imperial College y el museo V&A. En el centro de su visión figuraba la construcción de una sala de conciertos gigante donde la gente pudiera reunirse y compatir ideas. Albert falleció diez años antes de que estuviera terminado. La reina Victoria le puso su nombre en su honor y construyó el Albert Memorial, un monumento neogótico dorado en su memoria en el lado norte, tocando Hyde Park, un monumento que el propio Albert intentó evitar en vida por sentirse ridiculizado. El majestuoso auditorio fue inaugurado el 29 de marzo de 1871 por una emocionada reina Victoria.

Albert quería que fuera un espacio popular al que pudiera acceder también la gente de clase baja y donde se representaran todo tipo de disciplinas artísticas. Ha sido principalmente una sala para la música clásica y es la sede de la Royal Philharmonic Orchestra. Pero también ha servido de escenario para el Cirque du Soleil y han actuado músicos y grupos de rock y pop como los Beatlles, Led Zeppelin, Creedence Clearwater Revival, los Rolling Stones, Elton John y Pink Floyd. Precisamente los Pink Floyd, en 1968, en plena apoteosis psicodélica, dispararon en el escenario unos cañones sin permiso que hicieron retumbar las paredes. Fueron suspendidos de por vida, pero en el 2006 David Gilmour volvió a actuar en solitario.

El espíritu de Conan Doyle

El 13 de julio de 1930, siete días después de la muerte de Sir Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, la Asociación Espiritualista alquiló la sala. Reunieron a 10.000 personas, entre ellas su esposa, y trataron de invocar su espíritu. Conan Doyle era un espiritualista y creía en la existencia más allá de la muerte. El 3 de octubre de 1933, Albert Einstein, que era judío, dio un emblemático discurso en el que expresaba su miedo a la crisis que se avecinaba en Europa, seis años antes de la Segunda Guerra Mundial. Cuatro días después, zarpaba hacia Nueva York y ya nunca más volvería a Europa. “Sin esa libertad no habría habido Shakespeare, Goethe, Newton, Faraday, Pasteur ni Lister. No habría casas cómodas para la mayoría de la gente, ni ferrocarril, ni radio, ni protección contra las epidemias, ni libros baratos, ni cultura, ni disfrute del arte en absoluto”, dijo en su discurso condenando a Hitler, que se hacía fuerte en Alemania.

Fue en el escenario del Royal Albert Hall donde Massiel entonó el ‘La, la, la’ en 1968 y dio a España su primera victoria en el festival de Eurovisión. Y en 1970 un grupo feminista irrumpió en ese escenario y saboteó el concurso de Miss Mundo que estaban siguiendo 100 millones de espectadores por televisión en todo el mundo por considerarlo sexista. En 2011 se celebró el homenaje a Mijail Gorbachov por su 80 aniversario con los actores Kevin Spacey y Sharon Stone como maestros de ceremonia.

Craig Hassall, director ejecutivo del Royal Albert Hall, ha afirmado: “Desde su inauguración, el Royal Albert Hall ha sido testigo y desempeñado un papel central en el sísmico cambio cultural y social (…). Tal vez los intereses, modales y costumbres sociales de la gente hayan cambiado, pero este hermoso edificio y lo que representa siguen siendo los mismos un siglo y medio después: un lugar de encuentro, un reflejo de la Gran Bretaña contemporánea y un hogar para emocionantes actuaciones en vivo y eventos de importancia internacional”.

Mick Jagger en el teatro vacío

Sir Mick Jagger es el narrador del corto de minuto y medio de tributo al auditorio. El corto está dirigido por Tom Harper y recoge imágenes históricas de Winston Churchill, de Einstein, de Bob Dylan, de Jimi Hendrix fumando y de Diana Ross en un teatro vacío por la pandemia. Jagger recita un fragmento de un poema de W.H. Auden: “Vacía y silenciosa la mayor parte del año,/ esta habitación espera/ lo que solo tú, como visitante, puedas traer./ La distancia y el deber nos dividen/, pero la ausencia no parecerá un mal/ si convierte nuestro reencuentro/ en una verdadera ocasión. Ven cuando puedas:/ tu habitación estará lista”.

Estos versos de ‘For Friends Only’ (solo para amigos) fueron escritos en 1964 pero son utilizados para referirse al covid y al cierre del teatro por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, cuando tres bombas de la aviación nazi alcanzaron un lateral del edficio en 1940. En el desafiante contexto del covid, Hassall ha presentado la programación especial para su 150 aniversario, que se extenderá hasta 2023.

En el programa figuran conciertos del compositor de bandas sonoras de películas David Arnold, del compositor Nitin Sawhney, del coreógrafo británico Matthew Bourne, del tenor alemán Jonas Kaufmann, del bajo-barítono galés Bryn Terfel, del cantante de jazz Gregory Porter, estrellas del rock como Patti Smith o Brian Wilson, o la Royal Philharmonic Orchestra. El oscarizado compositor Michael Giacchino creará una nueva pieza con el famoso órgano de Henry Willis y Nile Rodgers compondrá junto con una orquestra comunitaria un himno por el aniversario. Todo esto si el covid lo permite.