Portada » El Retiro reabre al 40 % un mes y medio después del paso de Filomena
Sociedad

El Retiro reabre al 40 % un mes y medio después del paso de Filomena

clipping_RNIIJt_7b3f-jpg-768×432-

NIUS Diario

  • El Ayuntamiento calcula que el 15 de marzo se podrá reabrir al 80 por ciento

  • La nevada histórica de Filomena dañó el 68 % del parque, 32.500 árboles

El Jardín de El Buen Retiro de Madrid es uno de los mayores parques de Europa y un lugar emblemático. En su interior hay censados más de 17.400 árboles, constituye uno de los pulmones verdes de la capital. Este invierno ha sufrido las consecuencias del paso de la borrasca Filomena y después las de Hortensia. Seis de cada diez ejemplares se han deteriorado.

“El 60% presentan daños apreciables, entre 10.000 y 11.000 ejemplares. Alrededor de un millar van a ser irrecuperables porque se han muerto, se han tronchado o están en una situación difícil de mantener”, explica Santiago Soria, el Subdirector General de Parques y Viveros de Madrid.

Como ejemplo cita al arbolado de Finlandia:”nacen con un clima y se van adaptando, sus ramas, su porte, su forma, la inclinación, están hechos a la nieve, son especies más resistentes”, señala. “El efecto ha sido muy distinto a las condiciones en las que estos árboles han pasado toda su vida. Algunos tienen más de 150 años. Ha sido una sorpresa también para ellos. Los árboles se acostumbran a las cosas pero muy despacito, no son como nosotros”, aclara este Doctor Ingeniero de Montes.

Los pinos y los cedros han resultado más afectados, ya que son de hoja perenne y conservan sus frondosas copas durante todo el año. Igual que los aligustres del Japón que hay plantados en las calles. No han podido soportar el peso de la nieve y muchas ramas se han roto, incluso algunos troncos se han tronchado y se los árboles se han venido abajo.

Más de medio centenar de operarios trabajan a diario en el mantenimiento del parque, que mantiene las puertas cerradas al público desde el pasado 8 de enero. Algunos curiosos observan desde fuera. NIUS tiene el privilegio de poder acceder a su interior.

“Primero debemos asegurarnos de que no va a haber accidentes -pensando en nuestros trabajadores y luego en abrir- . Debemos garantizar que por lo menos es igual de seguro que lo era antes”, declara Soria, con una mascarilla azul.

Esparcidos por el suelo todavía hay toneladas de ramas y hojas. Los operarios tendrán que retirarlas e ir despejando todos los sectores. Lo último será reponer y sustituir los árboles que se han perdido. Calculan que podrán abrir dentro de dos meses.

 Arbolado en Madrid

En la ciudad de Madrid hay contabilizados 1.700.000 árboles. Se calcula que 800.000 se han visto afectados por las inclemencias meteorológicas a lo largo de este invierno.

Este parque de 125 hectáreas data del siglo XVII. Entre los supervivientes hay seis ejemplares únicos. Son: el ahuehuete del Parterre, uno de los árboles más viejos de la ciudad, de unos 300 años; un arce plateado, en los Jardines de Cecilio Rodríguez; un cedro de 33 metros de altura y 3,30 de circunferencia; un ciprés calvo en el estanque del Palacio de Cristal; una palmera de Fortune de 11 metros de altura, con una copa de 2,5 metros de diámetro, y un pino carrasco en la Rosaleda.

Borja Carabante es el Delegado de Movilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento. Nos acompaña en esta visita. ” En El Retiro no han sido tantos los daños, en proporción con otras zonas de Madrid. Las pérdidas no son tan relevantes por el número de ejemplares, sino por su valor. Por ejemplo en la Casa de Campo hay 800.000 árboles y 500.000 están destrozados. Pero en el arbolado del Retiro hay algunos ejemplares irremplazables, que forman parte de nuestra historia y del patrimonio verde.”