Portada » El repentino giro de guion en ‘Maestros de la costura’ que ha indignado a sus seguidores
Entretenimiento

El repentino giro de guion en ‘Maestros de la costura’ que ha indignado a sus seguidores

Tras una eliminación nada más comenzar la noche, los jueces han sorprendido con una ventaja que le ha dado la vuelta a todo

En la cuarta edición de ‘Maestros de la costura’ no ganan para sustos: después de arrancar con la expulsión de Nani en la primera prueba, los jueces los han conminado a un inesperado cambio en la mecánica que lo ha puesto todo patas arriba.

Los fieles seguidores del ‘talent show’ de Televisión Española no han aprobado el repentino giro de guion que ha experimentado la cuarta noche de esta temporada. A la novedad de eliminar a un aprendiz que no superase las exigencias de los expertos en el primer reto, el jurado ha sumado un ‘regalito’ antes del comienzo de la prueba de expulsión que ha provocado la indignación de buena parte de la audiencia.

“No sirve de nada que lo hayan hecho bien, todo por crear drama innecesario” (Twitter)

De poco han servido los vítores y halagos de Lorenzo Caprile, Palomo Spain y María Escoté durante la que, según ellos, ha sido la mejor prueba de exteriores de la temporada. El grupo de Ancor, Javier y Yelimar, capitaneado por Laura, consiguió casi calcar el histórico vestido de novia toledana en el mismísimo corazón de Lagartera. Por contra, el equipo formado por Lluis, Gabriel, Fabián y Milly se llevó todas las críticas de los diseñadores por su absoluta falta de atención y de respeto en la complejísima prueba que ni pudieron terminar.

 

Sin embargo, y a pesar de que el grupo naranja se ganó indiscutiblemente medirse en la prueba de expulsión, la ventaja envenenada en manos de Laura, por ser la que mejor trabajó en la prueba del traje de lagarterana, lo cambió todo. Tenía la opción de bajar a coser, y por ende ponerse en peligro, o salvarse y llevar a su propio equipo al reto de la eliminación. “Decido salvarme yo”, se atrevió a decir con la lágrima fuera y ante la estupefacción de todos los aprendices.

La misma sorpresa que se ha vivido en redes sociales y que los telespectadores que seguían en programa no han acogido de buen agrado. “Esto es una guarrada”, manifestaba indignado un usuario en Twitter. “Están enseñando que el mal trabajo tiene su recompensa y el buen trabajo se castiga”, valoraba otra seguidora enfadada en la misma red del pajarito.