Portada » El mayúsculo desprecio de Pablo Iglesias a la Policía y al Ejército: «No son fundamentales para combatir la pandemia»
Noticias

El mayúsculo desprecio de Pablo Iglesias a la Policía y al Ejército: «No son fundamentales para combatir la pandemia»

Iglesias desprecia a las FCSE

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha vuelto a mostrar su desprecio a Policía y Ejército al decir que «no son fundamentales» para combatir la pandemia del Covid-19, ya que deja más de 50.000 muertos en España.

En la entrevista que ha concedido este martes al programa ‘La Hora de La 1’ de TVE, Pablo Iglesias no ha colocado a ambos sectores entre las piezas fundamentales de la lucha contra la pandemia: «Los trabajadores públicos van a ser fundamentales para seguir combatiendo una pandemia que nos está poniendo en una situación de riesgo no son policías ni militares, son médicas, enfermeros, profesores y trabajadores de los servicios públicos«.

Pero no contento con haber dicho eso, en Twitter, el propio Pablo Iglesias ha añadido: «La cooperación institucional es un deber del Gobierno, pero no podemos compartir las medidas de Ayuso y Aguado. Para frenar la pandemia en Madrid faltan más médicos, más rastreadores, más docentes y más transporte público; no policías, militares y medidas que segregan por clases».

Estas declaraciones de desprecio a policías y militares han indignado a diferentes asociaciones, entre ellas Jusapol, que en Twitter ha respondido al líder de Podemos: «Error. Todos somos esenciales y no hace falta excluir a ningún colectivo. Quienes no son esenciales y sobran son los que se saltan la cuarentena, los que no atienden a las normas sanitarias, los que por su irresponsabilidad ponen en riesgo la salud de los demás».

Desde el sindicato municipal, CPPM, que reúne a numerosos policías de Madrid, también han querido responder al vicepresidente segundo del Ejecutivo de Pedro Sánchez: «Todos los trabajadores públicos somos necesarios, no hace falta que menosprecie la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Lo que está claro que no es necesario para combatir el COVID-19 es el exceso de políticos… Tomen nota de Italia y den ejemplo».