Portada » El gobierno quiere incluir la apología del franquismo como delito en el Código Penal
Noticias

El gobierno quiere incluir la apología del franquismo como delito en el Código Penal

La sectaria coalición socialista bolivariana, sumisa a la extrema izquierda radical, apoya a dictadores vivos repugnantes como Maduro y son los herederos del comunismo, la dictaduras más sanguinaria de la historia con más de 100 millones de muertos, de la que nos libró Franco providencialmente en la Cruzada Nacional.

Los herederos de esta dictadura criminal son los que precisamente quieren prohibir todo tipo de exaltación del franquismo bajo pena de delito. Es de esperar que los partidos del gobierno Frankenstein apoyen este veto al franquismo, aunque se desconoce que tipo de resistencia puede haber en la sociedad española, aunque ciertamente no pinta bien en una democracia liberal en donde manda la mayoría.

El PSOE prevé incluir el delito de apología del franquismo en la reforma del Código Penal con la que el Gobierno pretende, entre otras cosas, rebajar las penas por el delito de sedición para «acompasar» la legislación penal a las actuales circunstancias. La tipificación de la exaltación de la dictadura es una promesa que figuraba en el programa electoral de Pedro Sánchez y a la que ahora la número dos del partido, Adriana Lastra, ha fijado como una de las prioridades del Ejecutivo.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Lastra ha enfatizado la necesidad de la justicia y la reparación para las víctimas de la dictadura y se ha comprometido a que el Gobierno lleve a cabo las exhumaciones pendientes así como la retirada de elementos de exaltación. La portavoz parlamentaria ha enfatizado el valor social del Gobierno y ha subrayado la votación de este martes sobre la admisión a trámite de la ley de eutanasia. Todos esos asuntos complican la legislatura al PP puesto que son temas que «dividen» a la derecha.

La apología del franquismo se incluirá como un delito en el Código Penal. «En democracia no se homenajea ni a dictadores ni a tiranos», ha expresado antes de ser ovacionada por el público, plagado de altos cargos socialistas.