Portada » El brutal palo de un íntimo de Rubalcaba al “pigmeo” Sánchez por aprovechado
Noticias

El brutal palo de un íntimo de Rubalcaba al “pigmeo” Sánchez por aprovechado

Y.L.

Uno de los más estrechos colaboradores del desaparecido Rubalcaba estalla un año después de su muerte con este demoledor alegato contra el cinismo de su sucesor, Pedro Sánchez.

Un año ha tenido que esperar uno de los colaboradores más íntimos de Alfredo Pérez Rubalcaba, de cuyo fallecimiento se cumple el primer aniversario, para decir todo lo que piensa del sucesor del desaparecido secretario general del PSOE. Y lo ha hecho con un demoledor artículo contra Pedro Sánchez, al que no cita por su nombre pero se refiere sin duda alguna, con pasajes como éste:

“Sigo muy enfadado, y creo que ya es hora de decirlo, sigo enfadado con todos los que en el momento de tu muerte, en lugar de mostrar el respeto debido a tu trayectoria personal y a tu talla política, corrieron a encaramarse sin pudor alguno sobre tu figura, para tratar así de parecer más altos ante las cámaras de TV y los flashes de los fotógrafos”, escribe.

El autor es César Calderón, consultor político y miembro del núcleo duro de la asesoría política, en tiempos, al propio Rubalcaba, a Elena Valenciano, a Eduardo Madina y, en general, a esa parte del PSOE laminada sin piedad por Sánchez.

Que sin embargo el actual presidente celebrara hace un año casi un funeral de Estado y haya vuelto a reivindicar a Rubalcaba en el aniversario, le ha hecho estallar con ese contundente texto en Voz Pópuli, en el que llega a señalar al actual jefe del Ejecutivo como responsable de la “muerte civil” de su viejo compañero.

“Mucho peor”

“Un año en el que, como ya nos advertías con esa especie de estoicismo ácido y socarrón que manejabas con “los de casa”, con esos que seguíamos llamándote y quedando a cenar contigo tras tu destierro a la vida civil, “la cosa solo puede ir a peor”. Por una vez te quedaste corto en tu pesimismo antropológico: “La cosa”no ha ido a peor, ha ido a mucho peor. Y un año después sigo enfadado, boss”.

La referencia a Sánchez, que prácticamente no trató a Rubalcaba durante meses por su tenaz oposición a cualquier acercamiento del PSOE al separatismo, queda reflejada en una última frase terrible de Calderón: “Nunca una competición de pigmeos políticos dando saltos ridículos para tratar de subirse a los hombros de un gigante como tú fue más triste y desoladora”.