Portada » Telefónica negocia con el fondo canadiense CDPQ la entrada en su filial de fibra en Brasil
Economia

Telefónica negocia con el fondo canadiense CDPQ la entrada en su filial de fibra en Brasil

1614147130_187601_1614147612_noticia_normal_recorte1

CincoDias

En Chile ha llegado a un acuerdo para vender un 60% de su InfraCo a KKR

Telefónica acelera en la venta de participaciones en sus divisiones de infraestructuras, como vía para acelerar los despliegues de redes y, al mismo tiempo, reducir deuda. Ahora, Telefónica Brasil está en avanzadas negociaciones con el grupo financiero Caisse de Dépôt et Placement du Québec (CDPQ) para constituir un operador neutro independiente para ofrecer servicios mayoristas de fibra óptica.

La nueva compañía, en la que Telefónica Infra tendrá una participación, tiene como objetivo acelerar el proceso de expansión de fibra en nuevas ciudades brasileñas, a través de un modelo de capex menos gravoso para la teleco, y capturar valor a través de acuerdos con terceras compañías. La compañía no ha especificado la valoración de este InfraCo en Brasil. La transacción está sujeta a distintas cuestiones corporativas, así como a las aprobaciones regulatorias.

El nuevo vehículo de fibra nace con un parque inicial de 1,6 millones de unidades inmobiliarias cubiertas con fibra. El objetivo es llevar la fibra a más de 5,5 millones de unidades inmobiliarias pasadas en distintas áreas durante los próximos cuatro años, con la propia Telefónica Brasil, a través de la marca vivo, como cliente ancla.

Al cierre del ejercicio de 2020, la red de fibra de Telefónica Brasil llegaba a 15,7 millones de hogares, frente a los 11 millones de finales del ejercicio anterior. De ellos, 3,5 millones son ya clientes de la compañía, en un total de 266 ciudades. La cifra de unidades inmobiliarias pasadas con fibra de Telefónica en Brasil equivale a la suma de los hogares conectados en Alemania, Reino Unido, Holanda y Australia. La compañía, en estos despliegues, se ha apoyado también en acuerdos con franquicias locales a través de Terra, así como en un acuerdo con el gigante American Tower.

La compañía está contando como asesor financiero en esta operación, al igual que con la creación de la nueva InfraCo de Chile, con el Banco Santander.

Precisamente, el anuncio en Brasil llega pocas horas después de que Telefónica y KKR cerrasen un acuerdo para invertir en la citada InfraCo en Chile, sociedad que será la encargada de operar y desplegar fibra óptica al hogar (FTTH) en el país sudamericano. La operadora venderá un 60% del capital de InfraCo a KKR. Tras el cierre del acuerdo, Telefónica Chile mantendrá el 40% restante.

En un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles este lunes, la operadora indicó que la transacción valora el 100% de InfraCo Chile en 1.000 millones de dólares (unos 800 millones de euros), lo que resulta en múltiplo de 18,4 veces el Oibda.

Telefónica no explicitó el precio exacto de venta, que dependerá de distintos factores antes del cierre, si bien señala que, con la operación, reducirá su deuda financiera en aproximadamente 400 millones de euros.El InfraCo chileno va a empezar sus operaciones con dos millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibras, con planes de despliegue para alcanzar los 3,5 millones de unidades en 2023.

KKR es un socio fundamental de Telefónica en los últimos años, con operaciones de relevancia como la compra de un 40% del capital de Telxius, filial de infraestructuras, que está en proceso de vender sus torres de telefonía móvil a American Tower por 7.700 millones de euros.

Telefónica señaló que la transacción de Chile cumple sus objetivos, que pasan por acelerar el despliegue de redes a través de una estructura de capital eficiente, y cristalizar el valor de los activos. De esta forma, la teleco precisó que puede monetizar parte de estos activos, contribuyendo a reducir su deuda, y cumpliendo la estrategia de desarrollar nuevos modelos que permitan modular la exposición a Latinoamérica.

Con estos movimientos en Chile y Brasil, el grupo español replica, en buena medida, la operación realizada en Alemania, donde estableció a final de 2020 un vehículo de inversión en fibra en el país germano, en este caso de la mano de Allianz.