Portada » Inditex pierde superficie comercial por primera vez en su historia
Economia

Inditex pierde superficie comercial por primera vez en su historia

Economía
Economía

La redujo un 5% y bajó de los cinco millones de metros cuadrados en 2020

El 2020 fue un ejercicio excepcional en muchos sentidos, y en el caso de Inditex también lo fue porque, por primera vez en su historia, perdió superficie comercial de venta.

Esta se redujo un 5% y bajó de los cinco millones de metros cuadrados, una barrera que consiguió superar en 2019. La cifra concreta a 31 de enero de 2021 era de 4,82 millones de metros cuadrados, lo que no solo representa un retroceso frente al ejercicio 2019 sino además volver a niveles de 2018.

De las distintas marcas que componen el grupo Inditex, la que sufrió una mayor caída fue Oysho, con un 9%, aunque esta es la segunda con menor superficie de venta instalada, solo por delante de Uterqüe. Zara, junto a Zara Home, cuya superficie supone dos terceras partes del total, la redujo un 4%, por el 8% de Pull & Bear o el 7% de Massimo Dutti y Bershka.

Detrás de esto está la política de absorciones de tiendas que Inditex aceleró el año pasado. En total, la compañía cerró 751 establecimientos en todo el mundo, la mayor cifra de su historia, que junto a las 111 que abrió, resultan en el cierre neto de 640 establecimientos.

La mayor parte, 213, correspondieron a los distintos formatos de Zara, mientras que 102 fueron establecimientos de Bersh­ka. Uterqüe fue la que menos perdió, solo cuatro. Inditex aceleró este proceso con el objetivo de adelgazar su red física en una horquilla de entre 1.000 y 1.200 tiendas en sus mercados más maduros. Durante el ejercicio España y China asumían dos de cada tres cierres, e incluso el gigante asiático dejó de ser en el tercer trimestre el segundo mercado con más tiendas.

Durante el año Inditex decidió cerrar todos los puntos de venta físicos de sus marcas jóvenes, Stradivarius, Bershka, Pull & Bear. En cuanto a España, la previsión era reducir la red entre 250 y 300 establecimientos. Como confirmó ayer Pablo Isla, el proceso a nivel general se completará este año con 400 nuevas absorciones.

“Continuamos invirtiendo en las tiendas. Las aperturas siguen siendo muy relevantes en el desarrollo del negocio”, dijo Isla en la presentación de resultados de este miércoles. Hasta ahora el gigante textil ponía el foco en el crecimiento de su superficie comercial frente a una política de expansión de la red que fue frenando de forma paulatina. Si el ejercicio 2019 fue el primero de la historia en que cerró más tiendas de las que abrió, 2020 lo fue en reducción tanto en número como en superficie comercial.

Aun así Inditex destaca que “el nuevo espacio bruto en ubicaciones claves creció un 2%”. También resalta que en 2020 se realizaron aperturas en 29 mercados, y también tiene previsto llevar a cabo inauguraciones durante este 2021, y también en España.

Isla puso como ejemplos el Zara de paseo de Gracia, en Barcelona, enfocado solo a prendas masculinas; el Bershka que abrirá sus puertas en septiembre en la calle Preciados de Madrid; la reapertura el próximo 26 de marzo de un Zara en Marina Banús, en Marbella, tras acometer obras de ampliación, al igual que los casos del Zara de la calle Pelayo de Barcelona o el del Mercado San Martín, en San Sebastián. También la nueva Zara Home de plaza de Lugo, en A Coruña, en la que mostrará la nueva imagen que la compañía incorporará en las tiendas de la marca, así como aperturas en otros mercados, como en Londres o en Doha.