Detienen en Francia a Josu Ternera, ex jefe político de ETA

Detienen en Francia a Josu Ternera, ex jefe político de ETA

José Antonio Urruticoechea, alias Josu Ternera, ex jefe político de la banda terrorista ETA, ha sido detenido a primera hora de esta mañana en la localidad de Sallanches en los Alpes franceses en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad Interior francesa (DGSI). Ternera se encontraba en paradero desconocido desde 2002..

Son incontables las ocasiones en las que Ternera logró huir antes de ser detenido a principios de 1989. Y muy curiosas las circunstancias en las que ha logrado escapar -tres veces entre 2011 y 2013- después de que el Tribunal Supremo anunciara que había bases para procesarle por haber ordenado el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza en el que murieron 11 personas.

Josu Ternera se inició en los asuntos de ETA con una acción de propaganda consistente en pintarrajear las tumbas de los cementerios desde Basauri hasta Llodio. Estuvo en el atraco a la empresa de Faustino Orbegozo para conseguir los cuatro millones de pesetas que la banda necesitaba para comprar armas y mantener a sus miembros. Y en el asalto a un furgón de la misma entidad en la que había sido admitido para trabajar.

Después fue ascendiendo en el escalafón organizativo de ETA y disfrutó de la hospitalidad francesa en el más amplio sentido de la palabra. En 2008, cuando Ternera fue designado por ETA como el interlocutor con el Gobierno español, representado por Jesús Eguiguren, a éste le llamó la atención la facilidad que tenía el etarra para adaptarse a las circunstancias.

Estuvo como responsable de los comandos que actuaban en la costa guipuzcoana, compartió con Antxon la dirección del aparato político durante algunos años y estuvo al frente del aparato internacional. Mientras Antxon era pura verborrea hueca escrita, Ternera reconoció desde siempre que a él no le iba todo eso de escribir. Mientras estuvo al frente del aparato político tuvo siempre amanuenses. Desde Txelis a Elena Beloki, y durante la última negociación en la que participó, los enviados del Gobierno reconocen que le escribieron los textos que se hicieron públicos firmados por ETA.

Dos momentos resultaron especialmente delicados en una trayectoria tan disciplinada y pulcra. Su huida de una operación policial en la que fue capturado Santi Potros y él se dejó las fichas escritas sobre decenas de refugiados y militantes que serían detenidos en las semanas posteriores. Y el momento en el que fue detenido por la Policía francesa.

En prisión, Urrutikoetxea se dedicó, de forma marcial, a distribuir su tiempo entre el deporte -se levantaba a las cinco de la mañana para entrenar dos horas- y la restauración. Se sacó un diploma de cocina por la UNED tras descartar los estudios de Historia y sentenció a Carmen Tagle, fiscal de la Audiencia Nacional que le tomó declaración en París junto a Baltasar Garzón, cuando la oyó llamarle «hijo de puta».

Tras varios años en los centros penitenciarios de Fresnes y Muret, Josu Ternera fue entregado a la Policía española en la frontera. Estando en prisión provisional fue diputado por Euskal Herritarrok y miembro de la comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco. El Supremo le puso en libertad porque las acusaciones coincidían con los delitos por los que había cumplido cárcel en Francia pero después abrió una causa contra él por el atentado de Zaragoza tras recibir un informe inculpatorio de 1.300 folios elaborado por la Guardia Civil sobre su participación.

Logró huir pero dio una rueda de prensa en la sede de la ONU de Ginebra que provocó la queja ante Kofi Annan del Gobierno español. Annan participaría luego en el paripé del palacio de Ayete previo al cese definitivo de 2011, aunque se arrepentiría más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.