Portada » Descubrimiento histórico en Atapuerca: consiguen ADN neandertal sin necesidad de restos fósiles
Trending

Descubrimiento histórico en Atapuerca: consiguen ADN neandertal sin necesidad de restos fósiles

Los investigadores recogen muestras en la cueva de Las Estatuas de Atapuerca
Los investigadores recogen muestras en la cueva de Las Estatuas de Atapuerca

Idola Rivas – NIUS Diario

  • Se ha conseguido obtener de los sedimentos de una cueva del yacimiento burgalés el ADN nuclear neandertal, lo que supone poder estudiar a estos antepasados aunque no existan restos humanos

José Mª Bermúdez de Castro, Adrián Pablos y Nohemi Sala, del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) forman parte del grupo de investigación español que ha participado en la recuperación de ADN nuclear de varios individuos neandertales a partir del sedimento de dos cuevas siberianas y de la Galería de las Estatuas, situada en la Cueva Mayor de la sierra de Atapuerca (Burgos).

Este descubrimiento, liderado por Benjamin Vernot, del equipo de Matthias Meyer, investigador senior del grupo de genética evolutiva del Instituto Max Planck de Antropología, en Alemania, es calificado por lo autores  de “histórico” porque “ya no serán necesarios los fósiles humanos para identificar a los moradores de una cueva prehistórica”, afirman.

En las excavaciones burgalesas, lideradas por Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana (MEH), que se realizan desde 2008 en la Galería de las Estatuas, se han recuperado restos de los animales consumidos por los neandertales y sus herramientas líticas, además de una falange de pie indiscutiblemente neandertal. Debido a su total aislamiento, los sedimentos de este yacimiento han mantenido constantes sus condiciones de humedad y de temperatura y no han sufrido ninguna alteración por agentes naturales o por intervenciones humanas modernas.

Interior de la Cueva de las Estatuas donde se han obtenido los sedimentos.

El equipo de investigación de Atapuerca, mantiene una larga colaboración con Matthias Meyer, que ha producido resultados espectaculares en la recuperación del ADN mitocondrial y ADN nuclear humanos más antiguos a partir de fósiles.

Recientemente, el equipo dirigido por Meyer ha explorado la posibilidad de obtener ADN mitocondrial directamente de los sedimentos, sin necesidad de tomar muestras en huesos humanos, ausentes en la mayoría de los yacimientos, sin embargo faltaba conseguirlo con el nuclear.

Mientras que el  ADN mitocondrial es más fácil de secuenciar  y solo se trasmite por vía materna, el nuclear,  de secuencia más larga, se transmite por ambas, padre y madre, lo que permite obtener más información del individuo y “abre las puertas de par en par a nuevas investigaciones”, afirman los investigadores.