Portada » Cómo impulsar la autoestima de las personas mayores
Salud

Cómo impulsar la autoestima de las personas mayores

Adulto-mayor-autoestima
Adulto-mayor-autoestima

La edad es una etapa del desarrollo evolutivo en la que se puede demostrar un deterioro de la autoestima. En principio, este fenómeno puede deberse a la percepción que las personas mayores tienen de sí mismas. Por ello, es importante conocer algunos recursos para mejorar la autoestima de una persona mayor. Además de la percepción de la discapacidad que representan, las circunstancias de su entorno también pueden ser un factor influyente. Esto se debe a que con el paso de los años, entre otras cosas, los seres queridos mueren y los amigos de la juventud se van. Hay un momento en la vida de los adultos mayores en el que pueden sentirse solos, a pesar de que viven y ven a sus familiares a diario. En general, sienten que no se tienen en cuenta sus opiniones y que su rol dentro del núcleo familiar es una carga para el resto.

¿Qué puede conducir a una baja autoestima en las personas mayores?

 La autoestima disminuye cuando los adultos notan que ya no pueden desempeñarse de manera útil. Además, el hecho de que se pierdan seres queridos les afecta más que en años anteriores. A medida que las personas envejecen, los cambios de humor no duran mucho. 

La razón es que no es fácil adaptarse a un rol menos activo de un momento a otro. Algunos adultos mayores se resisten al cambio durante algún tiempo, pero ceden al deterioro físico y cognitivo. Envejecer equivale a iniciar un proceso de duelo. Debe aceptarse la pérdida de la juventud. Por lo tanto, se necesita tiempo para lograr la aceptación.  Algunas personas se acostumbran a la vejez más fácilmente que otras.

¿Cómo se puede mejorar la autoestima de una persona mayor? 

Ahora vemos una lista de algunas recomendaciones para mejorar la autoestima en los adultos mayores. Estos recursos se basan en el acompañamiento empático de familiares, amigos u otras personas que tienen la oportunidad de ser frecuentes. Veamos.

1. Recordarles que aún son útiles

La percepción generalizada de inutilidad que presentan algunas personas mayores puede ser contrarrestada. En este sentido, se debe procurar reconocer sus capacidades en cosas cotidianas. Por ejemplo, el cuidado del jardín, cocinar o ayudar en la preparación de las comidas, entre otras actividades.

2. Demostrarles aceptación

Cuando le demostramos a la persona mayor que puede formar parte de las rutinas, su autoestima mejora. Tendrá algunas limitantes para desarrollar ciertas actividades, pero aceptarlo implica respetar su ritmo y valorar el esfuerzo que hace. Esto es evitar discriminar.

3. Mostrar interés por escuchar sus relatos

Para los adultos mayores la conversación pasa a ser una actividad importante. Por esta razón, cuando sienten que los demás se interesan en escuchar sus historias experimentan una sensación placentera.

De cualquier manera, será importante que podamos motivarlos para que nos cuenten anécdotas de su vida.

4. Practicar juegos de mesa

Los juegos de mesa son una excelente alternativa para recrear a las personas cuando han entrado en la tercera edad. Por una parte, son buenos para compartir tiempo de calidad, y por la otra, ayudan a prevenir el deterioro cognitivo característico de la vejez.

5. Incluir la actividad física dentro de las rutinas diarias

Ejercicio en un adulto mayor.

Una de las razones por las que los adultos mayores se ven afectados en cuanto a su autoestima es porque comienzan a percibirse cada vez más débiles. Teniendo en cuenta esa situación, lo más recomendable será promover la actividad física dentro de sus tareas diarias. Por ejemplo, caminatas cortas, estiramientos musculares y hasta aeróbicos.

Importancia de la autoestima en el adulto mayor

La importancia de tener una buena autoestima para el adulto mayor radica en que su salud física y mental dependen en gran medida de que así sea. Dado que cuando la autoestima se ve afectada pueden sobrevenir estados depresivos intensos, los que son aún más severos en la tercera edad.

Adulto mayor con baja autoestima.

Un mayor con buena autoestima será autosuficiente emocionalmente. Además, podrá valerse por sí mismo en actividades cotidianas. Otro factor a resaltar es la autopercepción. Resulta lógico que las personas mayores con buena autoestima se sientan seguras de sí mismas, en lugar de avergonzarse de su rol.

¿Qué hacer cuando las personas mayores son malhumoradas?

En caso de que tratemos con una persona mayor que tiene mal carácter es importante que nos manejemos con cuidado. Con el objetivo de ayudarle, la mejor alternativa será no forzar la convivencia, pero siempre mostrar una buena disposición. De esta forma, no sentirá que estamos invadiendo su espacio personal.

Algunos adultos mayores están más cerrados al momento de interactuar que otros. Por ende, no se debe ser demasiado insistente al momento de buscarles conversación. La manera correcta de brindarles soporte será respetando sus momentos de privacidad y escuchándolos cuando se sientan motivados para conversar.