Portada » Cómo hacer mejillones al vapor: la receta clásica, con un toque de pimentón
Nutrición

Cómo hacer mejillones al vapor: la receta clásica, con un toque de pimentón

la receta clásica, con un toque de pimentón
la receta clásica, con un toque de pimentón

DirectoAlPaladar

Los mejillones son un buen alimento de lo más saludable, ya que nos aportan proteínas de calidad, minerales como hierro, fósforo o calcio, vitaminas del grupo B, sobre todo, además de folatos y otros nutrientes. Por si fuera poco, suelen estar bien de precio todo el año y son un bocado exquisito, muy fáciles y rápidos de cocinar, como en esta receta de mejillones al vapor con un toque de pimentón. Con pocas grasas, pero saciantes y sabrosos, son aptos también para dietas de control de peso.

Esta preparación tradicional gana mucho en sabor y aroma, pues el pimentón de La Vera (u otro de calidad) lo eleva a una categoría superior. Es un lujo al que todos podemos acceder y un placer del que no debemos privarnos de vez en cuando, ¿no os parece?

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mejillones frescos24
  • Limón1
  • Pimentón de la Vera (picante)g
  • Aceite de oliva virgen extraml

Cómo hacer mejillones al vapor “de La Vera”

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total15 m
  • Elaboración10 m
  • Cocciónm

Lavamos y limpiamos los mejillones. Si seguimos estos consejos quedan perfectos y apenas suponen esfuerzo. Los colocamos en una cacerola. Exprimimos el limón y regamos con su zumo los mejillones. Espolvoreamos con una cucharadita rasa de pimentón de La Vera picante (si no nos gusta picante usar pimentón dulce).

Paso A Paso Mejillones Al Vapor De La Vera

A continuación añadimos el aceite de oliva virgen extra, una cucharadita es suficiente, y removemos el conjunto para que todos los mejillones se impregnen de los condimentos. tapamos la cacerola y cocemos a fuego medio unos minutos, lo justo para que se abran las valvas. Servimos con un poco de perejil picado.

Con qué acompañar los mejillones al vapor “de La Vera”

Comemos de inmediato estos mejillones al vapor “de La Vera”. Los acompañamos de buena compañia, unas cervezas bien frescas y una cantidad de pan considerable con el que empapar el jugo que sueltan y bebemos el caldito que han soltado. Si sobran, los comemos fríos para la cena, con una pipirrana bien picadita o un poco de mayonesa casera. Buen provecho.