Colau vacía la caja del Ayuntamiento: la deja con la mitad de lo que recibió

Colau vacía la caja del Ayuntamiento: la deja con la mitad de lo que recibió

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dejado la caja municipal con la mitad de dinero del que contaba cuando ella entró en el gobierno.

La legislatura de Ada Colau llega a su fin. A apenas unos días de las elecciones, la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona revela que la alcaldesa dejará la caja municipal con la mitad de dinero del que existía en 2015.

El remanente de tesorería que poseía el ayuntamiento el año que Colau se hizo con el gobierno era de 285,5 millones de euros. A través de los años, esa cantidad ha ido disminuyendo, hasta reducirse en un 52%.

A día de hoy, y según los datos de la liquidación del consistorio, sólo quedan 136,1 millones, lo que supone casi 150 millones menos que al comienzo de legislatura.

La bajada más fuerte se produjo el primer año, 90 millones menos en los primeros doce meses de Colau al frente del consistorio de la Ciudad Condal. Sucesivamente, la caja ha ido mermando hasta quedar en la mitad de lo que era hace cuatro años.

Estas cifras chocan contra uno de los mayores reproches que la oposición: la falta de inversión municipal. El pasado mes de febrero, el pleno del ayuntamiento se centró en la reprobación al gobierno de Barcelona por su dejadez en el desarrollo de proyectos. La alcaldesa y su equipo han finalizado únicamente el 6% de los proyectos que contiene su programa.

El gasto del ayuntamiento no parece cuadrar con el bajo porcentaje de ejecución de sus promesas. Es este punto, precisamente, el que ha levantado la polémica en múltiples ocasiones durante el tiempo que Colau ha gestionado el presupuesto público.

Entre otras subvenciones, Colau ha regado con dinero público a los manteros y chatarreros de Barcelona. El ayuntamiento otorgó ayudas por un importe de 317.000 euros a la Asociación de Manteros durante 2018. La cantidad final supone, además, un 49,4% más de lo que se había presupuestado.

Algo parecido ocurre con los chatarreros, a los que ha concedido un total de 364.158 euros en subvenciones durante el pasado año.

Estas inversiones, han molestado a los comerciantes de Barcelona que ven como la venta ilegal de productos o la chatarrería acapara cada vez más cantidad de presupuesto mientras sus ayudas se han visto rebajadas más de un 30%.

Quejas de Alberto Fernández

Alberto Fernández, presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha sido el encargado de hacer públicas estas críticas.

El concejal Popular ha criticado “la nefasta gestión económica de Colau, que mientras despilfarra en subvenciones ideológicas y directas, como a chatarreros y manteros, recorta en ayudas a familias o subvenciones al IBI” y recuerda que “el último barómetro municipal ya situaba la gestión de la alcaldesa como uno de los principales problemas de la ciudad, incluso por delante del desempleo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.