Portada » Calvente al juez: «Podemos tiene un equipo a sueldo para cargarse a los jueces y personas que le atacan»
Noticias

Calvente al juez: «Podemos tiene un equipo a sueldo para cargarse a los jueces y personas que le atacan»

El ex coordinador legal del Podemos relató en la Audiencia Nacional cómo se gestó la presentación de Iglesias y Bousselham en la Audiencia Nacional para sacar rédito político

El pasado jueves el ex coordinador legal de Podemos José Manuel Calvente pasó tres horas ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón. Por videoconferencia desde Barcelonarelata como testigo los motivos que le han llevado a sostener que el caso Dina es «un montaje» de Podemos para sacar rédito electoral.

En el inicio de la comparecencia, ante los abogados de Pablo Iglesias y su ex asistente Dina Bousselham, Calvente indica que dentro del partido le explicaron que había «una estrategia» para «hacer un tema mediático del asunto». Parte de esa estrategia, añade, era lograr que la Fiscalía accediera a citar a ambos como perjudicados por él robo del móvil de Bousselham y la difusión de su contenido. Si lo pedía el fiscal, explica, las cosas irían más rápido y se podría aprovechar antes el asunto.

Minutos más tarde, el juez recuerda a Calvente la entrevista publicada en EL MUNDO en la que afirmaba que todo había sido un montaje. El abogado responde que en cuanto tuvo noticia de lo que Iglesias había declarado ante el juez supo que había «mentido» y que ha ocultado a la Audiencia Nacional «cosas importantes». «No seas tonto», le responden en Podemos cuando les dice que la declaración y el asunto en general le parece «una patraña».

La declaración profundiza en esa supuesta estrategia de Podemos y el testigo precisa que dentro de la formación había un núcleo de dirigentes, que denomina «gabinete de crisis», que se encargaba de marcar el camino. En él estaban Iglesias y la ministra Irene Montero junto a Rafael Mayoral y Juanma del Olmo. La estrategia era sencilla, añade: «Vamos a usar el caso Villarejo para beneficio político».

La investigación inicial del caso Dina ha girado en los últimos meses en contra del vicepresidente del Gobierno, si bien la Audiencia acaba de cerrarle esa vía al juez instructor. Uno de los puntos oscuros de la actuación de Iglesias era por qué había tardado como mínimo medio año en devolver a Bousselham la tarjeta robada que le había hecho llegar al líder de Podemos desde Interviú. Calvente explica lo que le dijeron en el partido: que Iglesias tenía miedo de que ella filtrara más material que le perjudicara.

La afirmación a preguntas del abogado de Podemos provocó que este exigiera la identidad de la persona de Podemos que le había dicho eso. Calvente no quiere por miedo a represalias, lo que lleva al juez a consultar al fiscal y a concluir que, si no da el nombre, el valor de la afirmación queda muy limitado.

Al final de la comparecencia, el juez le explica a Calvente que en los medios de comunicación ha leído que está recibiendo presiones y amenazas. El testigo lo confirma, pero cuando intenta ofrecer detalles se emociona. Cuando logra recuperarse, habla de un grupo a sueldo de Podemos que se encarga de campañas de desprestigio y que teme que tanta incitación al odio desemboque en un acto violento contra él o su familia.

«Podemos tiene un equipo a sueldo para cargarse a los jueces y personas que le atacan», afirma el abogado. «Hay mucho loco en Podemos, hay bases muy locas, muchos radicales, hay mucha kale borroka«. La declaración concluye con el juez informando de que enviará este asunto a la Fiscalía para que lo investigue y ofreciendo protección a Calvente, que de momento la declina.

Tags