Portada » Boeing ordena dejar en tierra los 777 después de que el motor de uno de ellos se incendiase y cayese a pedazos
Economia

Boeing ordena dejar en tierra los 777 después de que el motor de uno de ellos se incendiase y cayese a pedazos

clipping_sIJ6JC_0c28-jpg-480×270-

NIUS Diario

  • Un avión que volaba de Denver a Honolú el pasado sábado tuvo que aterrizar de emergencia: un motor se incendió y se cayó a pedazos

  • “Hubo una explosión, el avión empezó a moverse y hubo gente que se puso a rezar”, cuenta uno de los pasajeros del vuelo accidentado

Boeing ha recomendado suspender el vuelo de todos los 777 que llevan el mismo tipo de motor que el aparato que tuvo problemas el pasado sábado en Denver. La Administración Federal de Estados Unidos había ordenado previamente ordenador inspecciones adicionales y Japón ha suspendido su uso mientras considera tomar nuevas medidas.

El pasado sábado, un avión (un Boeing 777-200 operado por United Airlines) que despegó de la ciudad estadounidense de Denver con destino a Honolulú, en Hawái, tuvo que regresar de emergencia después de sufrir problemas con un motor, perdió partes que cayeron sobre un un barrio de la capital del estado de Colorado. 

United dijo al día siguiente que retiraría voluntaria y temporalmente sus 24 aviones activos. Boeing dijo que 69 de los aviones estaban en servicio y 59 almacenados, debido a una caída en la demanda asociada con la pandemia de COVID-19. El fabricante ha recomendado ahora que las aerolíneas suspendan sus operaciones hasta que los reguladores estadounidenses identifiquen el protocolo de inspección apropiado.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos ordenó inspecciones adicionales de algunos aviones de pasajeros del modelo Boeing 777.

El Ministerio de Transporte de Japón ha ordenado a las aerolíneas Japan Airlines y ANA que detengan el uso de los aviones 777 con dicho motor mientras se plantea adoptar otras medidas. El Gobierno de Japón argumenta que el pasado 4 de diciembre se produjo un incidente con un avión de la misma antigüedad que el que tuvo el problema el pasado sábado, un vuelo de Japan Airlines que despegó de Naha con destino en Tokio y tuvo que regresar por el mal funcionamiento del motor izquierdo.

Un gran “boom”, el motor incendiado y los rezos de los pasajeros

“Sonó un gran ‘boom’ el tipo de sonido que no quieres escuchar cuando estás en un avión”, ha contado Travis Loock a CNN. Loock era uno de los 241 pasajeros del vuelo 328 de United ( un Boeing 777), cuyo motor explotó en pleno vuelo.

Las reacciones fueron de todo tipo. Algunos se acercaron con sus móviles a grabar cómo se inciendiaba el motor. Otros abrazaban a sus familias  y se pusieron a rezar. “El miedo se podía sentir en todo el avión”, asegura Loock, quien también afirma que a pesar de eso “la gente estaba tranquila, callada”. La tripulación ayudó a calmar al pasaje. Nadie perdió los nervios.

Mike Vena es otro de los pasajeros. Afirma que “el avión comenzó a temblar tras la explosión, y estuvo así durante media hora, hasta que logramos aterrizar”, ha contado a la cadena KCNC. Eso sí, al aterrizar todo el avión comenzó a vitorear y dar palmas.

Si los de arriba tenían miedo, los de abajo también. Los vecinos de Denver empezaron a ver cómo caían piezas de metal desde el cielo. “Comenzaron a llover escombros,  parecía que flotaban y no eran muy pesados, pero ahora mirándolos, son piezas de metal gigantes por todos lados”, ha contado Kieran Cain a la CNN.

Afortunadamente nadie, ni en el avión ni en tierra, resultó herido. Pero la compañía no quiere arriesgar por eso,  los 777 no volverán a despegar, de momento.